Las autoridades sanitarias han detectado mediante operativos realizados en establecimientos ubicados en toda la entidad, la venta de cigarros que fueron introducidos de manera ilegal al país, por lo que se alerta a la población evite consumir estos productos; se reforzará la vigilancia en la feria.
Ejemplificaron marcas, como Marshall, Win, Jalsalmer, Ruby, Lakes, Pride, Golden Deer, Black Jack, Hobby y Euro, entre otras, las cuales fueron encontradas en tianguis de la ciudad capital.
Se recomienda a la población no consumirlos, para evitar posibles reacciones adversas al uso de estos productos, de los cuales se desconoce su método de elaboración, materia prima y procedencia.
No se sabe la calidad sanitaria del producto, se ignora su contenido, por lo que representa un grave riesgo para la salud pública; puede tratarse de producto falsificado, adulterado o incluso ser elaborados con ingredientes desconocidos y distintos a la planta del tabaco, por lo que no se puede establecer el comportamiento de dichas sustancias en el organismo.
Los cigarros ilegales además de tener una falta de control sanitario en sus materias primas, no garantizan las condiciones apropiadas de su producción, lo que incrementa la posibilidad de contener otros compuestos químicos potencialmente tóxicos.
Para garantizar la calidad de cualquier producto que ingresa al país, éste debe cumplir con varios requisitos. En el caso de las cajetillas de cigarros deben ilustrarse mediante imágenes y pictogramas, los daños provocados por fumar, como lo hacen las marcas convencionales.
Se continuará con las acciones de vigilancia, aseguramiento y destrucción de cigarros ilegales para evitar su venta al público, independientemente de la responsabilidad administrativa o penal imputable a los comercializadores del producto ilegal.
Se tiene especial vigilancia en la zona de la feria, para evitar que se ofrezcan estos productos dañinos.
También se aprovechan las verificaciones en antros y demás sitios con venta de alcohol, para garantizar que no esté adulterado, ya que puede causar desde una intoxicación hasta, en casos extremos, ceguera o la muerte, de acuerdo a la cantidad que se consuma y la reacción de la persona.