Héctor Gutiérrez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 8-Abr .- En medio de la cancelación de registro a dos candidatos de Morena, el consejero del Instituto Nacional Electoral (INE), Marco Antonio Baños, aseveró que el partido insiste en no acatar las reglas electorales.
Aunque reconoció que fue extrema la sanción contra el partido al cancelar el registro de sus candidaturas al Gobierno de Durango y Zacatecas, el consejero mencionó que la decisión se dio en el marco establecido por la ley, pues ninguno de los dos candidatos presentó sus informes de precampaña.
“Hay una actitud reiterada de Morena de no querer acatar las reglas no quieren presentar los informes y eso me parece a mí que eso es un acto que se desapega de la ley”, dijo en entrevista con medios.
Esto después de que Andrés Manuel López Obrador, líder del partido, diera a conocer que pedirá a los 36 diputados federales de Morena que presenten una solicitud de juicio político en contra de los consejeros del INE, a quienes tildó de achichincles, corruptos, arbitrarios y antidemocráticos.
En ese sentido, Baños negó que los consejeros del órgano electoral, específicamente Ciro Murayama y Lorenzo Córdova, respondan ante los intereses de algún partido.
“Nosotros no queremos dejar a ningún precandidato fuera, no hay ninguna consigna, nadie le ha dado una consigna al Instituto Nacional Electoral, nadie ha venido a hablar con un consejero electoral, ni con Ciro Murayama ni con Lorenzo Córdova ni con ningún otro para pedirnos que dejemos fuera a algún precandidato de Morena ni de ningún otro partido”, alegó.
Baños recalcó que a Morena sí se le notificó en varias ocasiones que no presentaron a tiempo los informes de precampaña, aunque el partido dijo lo contrario.
En el caso de David Monreal, aspirante al Gobierno de Zacatecas, mintieron cuando presentaron el informe, pues reportaron un gasto de precampaña de cero pesos, explicó.
“El propio video de hoy de López Obrador que sale en Facebook y donde insulta injustificadamente al Instituto Nacional Electoral reconoce que hay un gasto por 250 mil pesos; esos gastos no los reportó”, indicó.
“No queremos esa sanción extrema porque evidentemente son las urnas las que deben decir quién gobierna y quién representa a los mexicanos pero en ese caso hay reglas y las reglas se deben de respetar”.
En tanto, el consejero Javier Santiago Castillo señaló que es un exceso llevar a la mayoría de los consejeros a un juicio político, como pretende hacer López Obrador.
En este caso, mencionó, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación es el que debe decidir la situación de los candidatos de Morena, David Monreal y José Fabela Quiñones.
“Me parece que es desmesurado el asunto para un juicio político, es una interpretación de carácter jurídico, aunque yo estuve en la minoría y voté en contra del proyecto (el de sancionar a los precandidatos con la pérdida de su registro) me parece que llevar a la mayoría de los consejeros a un juicio político es un exceso”, manifestó.