Con la más reciente reforma a la Norma Oficial Mexicana 046, publicada el 24 de marzo de este año, “en México se legalizó de facto el aborto” ya que prácticamente eliminó las restricciones que permitían mantener bajo control este fenómeno y ahora, quien quiera abortar, basta con que diga que fue objeto de violación, incluso, sin mediar orden judicial o peritaje que confirme la violación, para conseguir la interrupción del embarazo.
Al externar su opinión, el dirigente estatal de la Coparmex, Francisco Ruiz López, lamentó que una reforma a una norma oficial mexicana, haya pasado por alto la voluntad de la mayoría de los mexicanos.
“No atendió a la voluntad popular expresada a través de la Cámara de Diputados y la de Senadores”, y optaron por la modificación a una norma que posibilita al sector salud, practicar abortos sin mayores trámites que una solicitud por escrito y de buena fe, en donde la víctima de violación, en el caso de que sea cierto, podrá interrumpir su embarazo.
“En Coparmex estamos a favor de la vida y creemos que esta modificación a la NOM-046 no cuenta con consensos, puesto que no se llevó a debate, no se informó a los mexicanos sobre esta modificación y ahora, esta norma, faculta a las clínicas del país para practicar legrados”.
Se refirió a las modificaciones que, a partir de la publicación de la Ley General de Víctimas, el 9 de enero de 2013, se consideraron necesarias a los numerales 6.4.2.7, 6.4.2.8, 6.6.1 y 6.7.2.9 en el cuerpo de la Norma antes citada, a efecto de homologar el contenido de estos numerales y guardar congruencia con los términos establecidos en la Ley General de Víctimas.
Apuntó que con esta laxitud de la norma, se espera un incremento en el número de solicitantes en clínicas de la entidad para que les sea practicado un legrado.
Las modificaciones a la NOM, van en contra de la voluntad de la mayoría de los mexicanos, porque se brincaron a las diputadas y diputados, quienes son nuestros representantes y omitieron que respaldaran los ciudadanos.
Esta NOM-046 “atenta contra la familia y contra el desarrollo de la sociedad”, consideró Francisco Ruiz López tras pronunciarse por un castigo ejemplar a los violadores y evitar “castigar” a las víctimas de este tipo de hechos.
Ante este “madruguete”, el dirigente empresarial pidió a quienes han sido víctimas de violaciones sexuales, a que acudan a pedir ayuda, “antes de acudir a abortar, analicen cualquier otra salida que les permita exponer hasta su propia vida”.
Consideró que una opción viable, en lo que se da marcha atrás a esta reforma a la norma, es la de que las personas que piensan abortar, mejor decidan tener a su bebé aunque luego lo entreguen para darlo en adopción.
Hizo un llamado a la sociedad a dar la espalda a esta reforma, y pidió al personal médico de los diferentes hospitales, a las enfermeras y asistentes, que hagan uso de la objeción de conciencia, que les releva de la responsabilidad de participar en un crimen como lo es el aborto.
“El personal de los hospitales no puede ser obligados a participar en un hecho que tiene por objeto interrumpir el embarazo”.
Por otro lado, indicó que ante la aplicabilidad de la NOM-064, las autoridades deberán reformar el marco legal a efecto de hacer cada vez más ágiles los procedimientos de adopción: “Les pedimos a las mujeres que no aborten, que los pueden dar en adopción, sin embargo, el actual sistema para adoptar a un menor, es muy lento, muy burocrático”.