Isaac Flores 
Agencia Reforma

LOS ÁNGELES, EU.- Aunque me encontraba en medio de una playa sin restaurantes ni tiendas, fui capaz de encontrar una red WiFi para conectarme: la del Chevrolet Cruze, que manejé en un paseo por Los Ángeles.
Equipado con un hospot, tarjeta SIM, una antena que se conecta a la red de datos y el servicio de OnStar, el Cruze no sólo me permitió moverme por la ciudad, sino que se convirtió en un gran módem portátil con conexión 4G que, según pude comprobar, alcanzaba una velocidad de descarga de 7.5 MB por segundo; efectivamente, ni mi smartphone tiene una conexión así de de rápida.
Conectarse fue bastante simple: bastó con encender el auto, dar clic en el botón del WiFi en la pantalla del sistema de infoentretenimiento y utilizar el nombre de la red y la contraseña mostrados, para vincular mi dispositivo. Más sencillo, incluso, que cuando pides la contraseña de la red de un restaurante.
Subí fotos a Instagram, escuche música en Spotify y realice una videollamada sin ningún inconveniente. Hasta descargué un capítulo de Transparent de Amazon Prime Video en tan sólo un par de minutos. Increíble, ¿no?
En algún momento, me puse a trabajar y a revisar los correos de mi jefe desde una computadora portátil. Y es que el módem del automóvil soporta un máximo de 7 dispositivos conectados de forma simultánea.
Básicamente, todos los pasajeros pueden usar la red.
Pero bueno, como estaba en la playa, decidí salir del auto. Me sorprendí un poco de que, todavía a unos pasos del mar, seguía teniendo conexión en el smartphone. Y es que uno se mantiene conectado a hasta 15 metros del vehículo.
El único inconveniente fue que, eventualmente, el Cruze se apagó y me quedé sin internet.
Se espera que el servicio 4G LTE de OnStar esté disponible en México a mediados de año, en automóviles Chevrolet 2018. Sin embargo, todavía no se confirman cuáles serán los planes ni los precios de este servicio.
Y si ya tienes un vehículo GM con servicio OnStar, desafortunadamente, no podrás actualizarlo para tener 4G.