Un narcomenudista apodado “La Tusa”, que operaba en el municipio de Rincón de Romos, fue capturado por policías preventivos, tras sorprenderlo en posesión de 20 gramos de metanfetamina, así como un teléfono celular y dinero en efectivo, producto de las ventas de la droga.
Quien ya se encuentra bajo investigación por parte de agentes de la Unidad Especializada de Combate al Narcomenudeo de la FGE, es un individuo identificado como Luis, alias “La Tusa”, de 34 años.
Su captura fue realizada por policías preventivos del municipio de Rincón de Romos, el domingo pasado por la tarde, mientras realizaban un recorrido de vigilancia por la colonia Potreros.
El sospechoso fue detectado en la calle 20 de Noviembre y tras someterlo a una revisión de rutina, entre sus pertenencias le encontraron un envoltorio con 20 gramos de “cristal”, así como una pipa, 1,252 pesos en efectivo y un teléfono celular.
Habitantes de esa colonia, señalaron a “La Tusa” como distribuidor de drogas que opera en la zona.

LO IBAN A “LINCHAR”
Durante la madrugada del lunes, policías preventivos “rescataron” a un sujeto identificado como Christian, de 24 años, luego de que habitantes del fraccionamiento Miradores pretendían “lincharlo” por haber atacado sexualmente a una niña de 10 años.
Todo inició cuando el domingo a las 23:00 horas aproximadamente, se reportó al Servicio de Emergencia 911, que un individuo había atacado sexualmente a una menor de 10 años, en la calle Loma de la Calandria del fraccionamiento Los Miradores.
Unos policías preventivos acudieron al lugar de los hechos, donde fueron informados que el agresor era un sujeto identificado como Christian, el cual se había dado a la fuga.
Aunque los oficiales de Seguridad Pública Municipal implementaron un operativo por la zona, no lograron localizarlo.
Sin embargo, alrededor de las 02:00 de la madrugada, se recibió una llamada al Servicio de Emergencia 911, donde se informaba que en la calle Loma de la Calandria se registraba una riña campal.
De inmediato acudieron varias unidades policiacas y cuando llegaron, los oficiales observaron a un grupo de personas que golpeaban brutalmente a una persona.
Los policías preventivos decidieron intervenir para liberar a dicho sujeto, percatándose que se trataba de Cristian y que los vecinos al detectarlo deambulando por la zona, lo interceptaron y trataron de “lincharlo”.