La salva de las calles

Josephine Gillan se aleja de cintas para adultos con Game of Thrones

CIUDAD DE MÉXICO.- La fortuna le sonrió a Josephine Gillan al ser seleccionada para participar en la serie Game of Thrones, pues abandonó su trabajo como actriz porno y sexoservidora.
“Game of Thrones me salvó de una vida de prostitución y me ha hecho una persona mucho más fuerte.
“Trabajaba como prostituta y al mismo tiempo hacía películas de clasificación X, usando el nombre de Sophie O’Brien”, contó la actriz al Daily Mail.
Luego de responder a un anuncio en el que se buscaba a actrices que no tuvieran problema con ser filmadas desnudas, Gillan, quien actualmente tiene 27 años, envió una foto y fue contactada por la producción.
Su experiencia en el mundo del porno hizo que no requiriera de ninguna indicación especial para realizar sus escenas.
“Los actores varones se sienten tan incómodos haciendo escenas de sexo que normalmente los siento temblar cuando están debajo de mí.
“Creo que sufren de miedo escénico, porque están casi desnudos y hay unos 30 miembros de la producción en el set”, dijo Gillan a la publicación.
Además, aunque se trata de un personaje secundario, Marei, como se llama en la serie, es de los pocos papeles que han sobrevivido tanto tiempo sin ser asesinados.
La actriz ha aparecido en distintos episodios, desde la segunda temporada del programa de HBO, como una de las prostitutas del burdel de Lord Petyr Baelish (Aidan Gillen).
“La gente me pregunta si tenemos sexo de verdad y yo les respondo: ¿Los dragones y zombis son reales?”, apuntó Gillan. (Staff/Agencia Reforma)