El titular del ISSEA, Francisco Esparza Parada; el delegado del IMSS, Diego Martínez Parra y el delegado del ISSTE, Fernando Palomino Topete, reiteraron que los servicios de salud no se privatizan, ni tampoco tendrá cabida la portabilidad; la universalización de los servicios se refiere al intercambio de los mismos.

Ayer, en rueda de prensa, hicieron énfasis en que no están en venta las instituciones, ni hay iniciativas en el Congreso de la Unión, para la privatización, pues no se concibe a un país como el nuestro, sin seguridad social.

Se trata de comentarios mezquinos, de gente interesada en enrarecer el ambiente, pero no hay tal, tampoco hay la intención de fusionar de las instituciones para crear una sola, porque eso sería caótico, la masificación sería contraproducente.

Actualmente se revisa la disponibilidad de infraestructura y de personal, hay que aprovechar los “tiempos muertos”, que principalmente se dan en el turno vespertino.

Los funcionarios aseguraron que aquí ya se da la universalización desde hace años, es decir, el intercambio de servicios, mediante convenios.

Ejemplificaron que el ISSEA tiene convenios con el IMSS para el transplante renal, y también para el servicio psiquiátrico, con el ISSSTE también en la atención psiquiátrica y alguna atención de tercer nivel.

Los delegados del IMSS e ISSSTE dejaron en claro que con la universalidad de los servicios, seguirán enviando pacientes a otros estados en los casos en que así lo requieren, sólo cuando ya esté operando el nuevo Hospital Hidalgo, sabrán si el nosocomio puede cubrir esa demanda y en tal caso, ya no habría necesidad de trasladar a los pacientes fuera de la entidad, lo que resultaría benéfico hasta para los familiares que están obligados a acompañar a los enfermos.

Es totalmente descabellado pensar en la privatización, máxime porque se ha crecido en infraestructura y en recursos humanos, lo suficiente para cubrir la demanda.

Vamos a un fortalecimiento y optimización de los servicios, subrayaron, al aclarar que nada más esperan que la Conago convoque a los estados a la firma de los respectivos convenios, para formalizar esta modalidad que, insistieron, aquí ya se practica de años atrás.