La historiadora Consuelo Medina, presidenta de la Asociación Amigos de la Historia, lamenta que la Romería este perdiendo su sentido religioso y más bien se esté convirtiendo en una feria. Indicó que quien gusta de participar en dicho evento generalmente no lo hace por el amor a la patrona de la entidad, la Virgen de la Asunción, sino que son más atraídos por lo que hay a su alrededor.

“Se ha ido perdiendo la devoción, esto más bien parece una feria, la gente esta más preocupada por los puestos que se instalan en la plaza que por la visita a la Virgen”, indicó la historiadora.

Informó que esta celebración tuvo sus inicios en el siglo XVIII, pero fue hasta el año de 1936 cuando el tercer obispo de Aguascalientes, José de Jesús López y González (1929-1950), decretó el quincenario a la virgen y en 1952 se instituyó lo que ahora conocemos como la Romería.

Destacó que con el paso del tiempo, esta festividad en lugar de irse enriqueciendo, se ha ido transformando de acuerdo a la modernidad.

En cuanto al verdadero nombre de la patrona aguascalentense, dijo que aún existe un dilema que no se ha podido resolver en cuanto si es Virgen de la Asunción o de la Ascensión, sin embargo, hizo hincapié sobre que desde sus inicios fue una celebración llena de tradición, devoción y entrega, comentó la historiadora.

“Antes era una fiesta de todo el estado, donde participaban casi todos los sectores de la sociedad, desde charros, hasta asociaciones y sociedad en general, ahora lo que más se ve son personas de la tercera edad”, destacó Consuelo Medina.