Daniel Reyes 
Agencia Reforma

MONTERREY, NL  2-Jul .-  Tras admitir que la reforma educativa tiene aspectos que afectan a los maestros, el Gobernador Jaime Rodríguez ofreció ser su intermediario para buscar una enmienda a nivel federal.
Luego del paro y las marchas que los maestros de Nuevo León protagonizaron este viernes, el Bronco sostuvo que la Federación debe escuchar los reclamos y buscar una solución.
“Lo que voy a hacer es proponerme como mediador”, dijo en entrevista.
“Que ellos tengan un conducto hacia la Federación, creo que la Federación también debe buscar la manera de resolver.
“La reforma puede ser reformada, ninguna ley es como La Biblia, todas las leyes pueden ser cambiadas”.
El Gobernador reiteró que no está de acuerdo con las marchas que colapsan el tráfico de la Ciudad, pero también aseguró que no usará la fuerza pública para agredir a los maestros.
“Miles de ciudadanos me mandaron un mensaje de que pusiera orden, pero no puedo agredir a los maestros, creo que podemos dialogar”, expuso.
Rodríguez recordó que el lunes iniciará un diálogo permanente con los docentes para elaborar una propuesta para cambiar la reforma educativa, y dijo que buscará involucrar también en las discusiones a los Diputados federales.
“Yo quiero trabajar con los maestros, para que sientan que su Gobernador los escucha y no nada más los escucha, sino también buscará resolver los problemas que tienen”, expuso.
“No me gusta, no me agrada que cierren las calles, pero creo que si los maestros sienten el apoyo del Gobierno podrán estar tranquilos”.