RODRIGO ÁVALOS ARIZMENDI

La semana mayor trajo un relax a las precampañas electorales que ya estamos viviendo desde hace varios meses. Los candidatos a los diferentes cargos de elección están más que listos para salir a la lucha electoral. Algunos hay que no han respetado del todo la veda publicitaria y de difusión, pero eso ya será tarea del IEE. Por el PRI ya vimos sus cartas fuertes a obtener una diputación de mayoría relativa por los diferentes distritos. Y la verdad es que ninguno de los ahora candidatos la tiene fácil, como antaño, cuando solo bastaba la bendición de la alta jerarquía tricolor para sentirse ya en su curul. Hoy la población ya ha tomado conciencia del valor de su voto, a ello hay que agregar que la ciudadanía llego a punto tal de hastío, con los diferentes partidos que han gobernado tanto el estado como la república, que hoy sí la piensan para dar su voto.  Y tomemos como ejemplo la actual legislatura local, que está cerca de terminar su periodo con más pena que gloria, y como ejemplo un botón: el legislar para que los estacionamientos de los centros comerciales otorgaran dos horas de estacionamiento gratuito a quienes acudieran a realizar compras. Y para ello aprobaron la reforma a la Ley de Estacionamientos de Vehículos para los Municipios de Aguascalientes. Esta noticia causó mucha simpatía entre la población poseedora de vehículos, pues se terminaría con una práctica hasta cierto punto indecente, pues aparte de que la gente iba a consumir a los centros comerciales, todavía se tenía que pagar por dejar el vehículo ahí algunos minutos u horas. La gente sintió que se hacía justicia en ese rubro al consumidor. No faltaron los diputados que se ufanaban por “doblar” a los centros comerciales aplicándoles la ley para que no cobraran, y con ello, decían, se daba cauce a una demanda de interés público. Hubo mucho cacaraqueo de parte de los representantes populares sobre este tema, para que al final los dueños de los centros comerciales no cumplieran con la dichosa reforma. Hoy, la totalidad de los centros comerciales que cobraban por estacionarse, siguen cobrando. Algunos para ello han ideado trámites engorrosos para desanimar al consumidor a no pagar. Esto es sin duda una afrenta que a la población no se le olvidará. ¿Para qué se metían los diputados a un asunto que los dejaría mal parados ante la población? Hoy, cada que un ciudadano paga en los cajeros de los estacionamientos de los centros comerciales se acuerda, y no muy bien, de los diputados y su parentela. Aquí lo interesante es que los ahora candidatos, para obtener el voto, tendrán que tratar lo mismo que sucede cada tres años: revertir la pésima percepción que la población tiene de sus representantes populares; acompañada de la muy sobada, pero siempre cierta frase de que a los electores sólo los visitan en temporada de campañas, y a algunas colonias o fraccionamientos ni en esa temporada. Innegable es que la mayoría de las veces los diputados sirven a las causas que la cúpula partidista les indica, las cuales no siempre son en beneficio de las causas populares. Por eso la reflexión de que en esta elección no hay favoritos al triunfo. El partido que los postula, cualquiera que sea, no es garantía de lograr la victoria. Hoy se impondrá la calidad moral, reconocida, de los candidatos. Las cuotas de poder se dan ahora pero el ganar ya es responsabilidad de los candidatos. Mucho les confía el pueblo y mucho les va a exigir. El ineludible desarrollo político futuro de Aguascalientes inducirá, necesariamente a que virtudes mayores como el patriotismo, la lealtad y la dignidad triunfen, por mayor aceptación, sobre virtudes menores como la habilidad, la astucia, la persistencia y la fama.

 

LA VISITA DE OBAMA A CUBA

Se inscribió el capítulo de la visita de Barack Obama a Cuba y considero que sin quitarle la importancia simbólica que tiene este viaje, mantiene las cosas, hasta el día de hoy, en la misma situación que estaban hace unos cuantos meses, pero sin la tensión política y sin la condena histórica. Obama dijo que el endurecimiento en contra de Cuba no había permitido absolutamente nada, John F. Kennedy le diría que sí, que permitió poner al mundo al borde de la tercera guerra mundial, y hoy lo que vemos es que los cubanos siguen dando lecciones de diplomacia en todo el mundo, lo que ha logrado la dupla de los señores Castro es impresionante: no se movieron un milímetro de su posición, obligaron al presidente de los E.U. ¡a que fuera él a Cuba!, abrieron ahí la embajada, no tienen embajador, como tampoco los mexicanos, y por las mismas razones, porque el Congreso no se lo autoriza a Obama, pero finalmente Obama llegó a Cuba a hacer lo suyo. Conoció La Habana vieja y lo llevaron al beis bol. Recuerdo un partido celebrado en La Habana en donde el equipo nacional de Cuba se enfrentó al equipo nacional de Venezuela, los capitanes simbólicamente eran Fidel Castro y Hugo Chávez. Hoy ni Fidel ni Hugo estuvieron presentes en el parque, ni Raúl ni Obama fueron capitanes, solo fueron espectadores, pero ellos volvieron a lo suyo, a lo que siempre dijo Fidel Castro: “Con los yanquis, sólo para el beis bol”.

 

EL ESTADO ISLAMICO, LA MAYOR AMENAZA ACTUAL

Lo que estamos viendo en Europa tiene una doble interpretación; creo que una de las razones por las cuales no se comprende bien lo que está ocurriendo, y por tanto no se evita, tanto lo que pasó en Francia como en algún momento lo que pasó en España, como lo que ahora acaba de ocurrir en Bélgica, es que este no es un asunto religioso, este es un terrorismo que utiliza símbolos religiosos, pero que no está realizando una labor ni de propagación, ni de confirmación  de una fe. El Estado Islámico es lo más parecido, en una escala mayúscula, a los Caballeros Templarios, o sea que es una invocación mal aplicada de una figura religiosa. El Estado Islámico no es más que una organización criminal que utiliza el terrorismo como herramienta de presión y es un califato, o pretende ser un califato, que no es más que una forma de organización política, de convertir a un grupo de delincuentes, muy bien preparado, y darles la garantía de que tienen un estado a su servicio, y si no un estado, por lo menos un gran territorio, y ese es el problema. Por lo tanto mientras Occidente y Rusia no entiendan cual es el verdadero conflicto en Siria, conflicto que se alimentó desde Occidente, esa guerra civil también tiene un origen muy diferente del que todos creemos, no solamente la terquedad de Al Assad que dice no me voy y no me quitan de donde estoy, sino simplemente tiene que ver desde la cosa esta inducida de la llamada primavera árabe hace algunos años.

Es muy triste que se utilicen los pretextos religiosos para dividir al mundo entre los buenos y los malos; no es así el conflicto. Es un conflicto de intereses, es un conflicto de una zona geopolíticamente importante, una zona con intereses energéticos fuertes, por eso está metida ahí Rusia, por eso están metidos ahí los E.U., después del genocidio de Irak. Todo esto tiene un encadenamiento y el Estado Islámico no es más que una fachada, porque es muy sencillo decir la culpa la tiene el islam. En ese sentido no es válido decir que la culpa de todo la tiene Mahoma; no es cierto, esas son derivaciones de un conflicto que tiene razones y raíces muy profundas, una de las cuales se expresa a través de la religiosidad del Islam. Pero es solamente uno de esos elementos.