Estamos a una semana de la jornada electoral y por fin la ciudadanía descansará de escuchar, y ver, a cada minuto la propaganda electoral de los candidatos a los diferentes cargos de elección popular. Sin duda que las campañas más que allegar simpatías ha logrado todo lo contrario, pues han sido campañas de lodo y no de propuestas, y las pocas propuestas que se han escuchado son en verdad inverosímiles pues algunos candidatos queriendo ganarse las simpatías de los electores estuvieron prometiendo cosas que ellos mismos saben son imposibles. Se les olvidó que ellos, como diputados federales, si logran ganar, no tendrán jamás la posibilidad de legislar lo prometido, pues a la mera hora solo formarán parte de la bancada de su partido y su única misión será levantar el dedo cuando el pastor de la manada se los indique. La inmensa mayoría de representantes populares cuando acceden a los cargos pierden irremediablemente la voluntad propia y se doblegan ante las conveniencias partidistas, que las más de las veces están lejos de las necesidades de la población pero que son la base para la permanencia en el poder del partido que los designó y por ende se deben disciplinar a los designios cupulares so pena de terminar en el ostracismo político partidista y con ello terminar su participación en el ámbito político que a la mayoría de sus actores ha sostenido toda la vida y sin el cual no sabrían de donde obtener ingresos para vivir. ¡Y vaya que viven bien! Casas y autos de lujo, de acuerdo al rango; viajes, buenos colegios para los hijos, comer en buenos restaurantes, etc.

A lo largo de mi vida he conocido políticos de todos los niveles, la mayoría trata de sostenerse hasta con los dientes dentro del círculo de beneficios para no vivir en el error. Por ello hoy que los veo en campaña solo divago por quién votar. Ya no digamos por el menos malo sino por el menos cínico, porque hay algunos candidatos que no tienen ni una brizna de decencia y así andan ofertando sus conocimientos y experiencia en el arte de grillar.

A media semana leía las propuestas que un candidato a diputado federal por el segundo distrito les hizo a un grupo de pobladores de una comunidad, y lo transcribo tal cual está en la página del candidato: “Energía Celular Heólica –sic- y/o Solar; Ciclopistas –sic- bien trazadas entre las comunidades semi conurbadas e industriales, con su respectiva Clínica Médica con cuando menos un quirófano listo para emergencias traumatológicas y/o partos y alumbramientos –sic-; y calles bien pavimentadas con luminarias Led y de carga Solar-sic-, etc”. ¡¿Como la ve, estimado lector?! ¿No es esto jugar con la credibilidad y la ignorancia de los ciudadanos que menos tienen? ¿No es un vil engaño prometer este tipo de acciones y obras? El aspirante a diputado está prometiendo obras como si fuera aspirante a gobernador o al menos a presidente municipal, en donde sí hay presupuestos y partidas para esas obras, las cuales realmente nunca se llevan a cabo en las comunidades pequeñas, es la verdad. Este tipo de promesas son de mentes perversas, pues saben que aunque ganaran no las cumplirían jamás.

Qué pena me da nuestro México. Qué pena me dan sus políticos, los cuales son una especie que no sabe lo que es la fidelidad ni los principios. Por eso los vemos en uno y otro partido, sin convicciones. Que se avientan cubetas ya no de lodo sino de otra cosa peor, con tal de hacer garras a sus adversarios, filtrando grabaciones o dando a conocer aspectos de su vida privada para desacreditarlos en un claro afán de dejarlos fuera de la contienda. Platicando con mi señora le preguntaba: ¿Por quién vas a votar? Y me respondió: ¡No pienso ir a votar! Le contesté que había que ir a votar, aunque no tuviera la conciencia plena de que elegiría al mejor candidato, que debería ir a ejercer el derecho a sufragar. Yo estoy igual que ella. Pero dentro de una semana votaré, aunque suene muy trillado, por el menos malo. ¿Y usted?

Independientemente del volumen de ciudadanos que vayan a las urnas, esta elección, para mí, desde ahora es un rotundo fracaso. Lo que estamos viviendo en México es que esta ilusión del pluripartidismo, de la participación, del nuevo juego democrático, es en sí mismo un fracaso y caminamos a tropezones porque no hemos logrado sustituir el viejo sistema con la nueva realidad del país. Estamos atascados en la mediocridad política. El dilema es: O se perfecciona o vamos para atrás de nuevo. Cómo dijo Carlyle: “La democracia es el caos provisto de urnas electorales”.

RICARDO MONREAL, LOBO CON PIEL DE CORDERO

La filtración del audio de la semana es el de Ricardo Monreal. En días pasados circuló el sonido en donde Monreal habla con Néstor Núñez, quién es hijo de Arturo Núñez, gobernador de Tabasco. Y hablan sobre simular contratos relacionados con renta de mupis. ¿Qué son mupis? Son muebles urbanos para la presentación de información. Hablan también de bardas que supuestamente utilizaría como parte de su campaña. Monreal dice en esta grabación que le interesa mucho la situación financiera de su campaña. Dice: “Hay que hacer un contrato simulado, porque tiene que haber cuenta peso, ya estamos Acosta, Jazmín y yo metidos en el tema” y algunas cosas más. “Bueno Néstor me escucha” dice Monreal. Si, si le escucho, dice Néstor. “Mire, varias cosas más”, añade Monreal. “Estoy aquí en Tlatelolco, pero dígame”, le responde Núñez.la grabación dura 1 minuto 32 segundos y se escucha decir a Núñez que sobre el contrato simulado ya está platicado con Juan Luis, “que nomas tengamos puros mupis y las bardas, no queremos más”. “Perfecto, que salga exacto para que no nos la vayan a meter”. Monreal explica en entrevista posterior que el contrato por los mupis y las bardas era parte del prorrateo con un contrato que tenían que firmar todos los candidatos de MORENA en las demarcaciones, pero como solo lo hizo él, por ello es que hizo un contrato simulado. Ricardo Monreal es candidato de MORENA a la Delegación Cuauhtémoc.

Este es el asunto que preocupa mucho a Monreal, que tiene que simular contratos para cubrir gastos, para justificar como se está manejando el dinero en MORENA. Dinero que siempre ha sido de origen muy oscuro. No digo que el financiamiento de MORENA sea ilegal, no lo fue ni cuando era Movimiento en gestación ni ahora que ya tiene un estatus de partido político registrado. Lo único que digo es que durante mucho tiempo no se supo con claridad de donde provenía el financiamiento para las actividades políticas de la promoción que le dio origen a este partido.

Llama mucho la atención el descuido de Monreal. ¿Y porqué digo el descuido? Bueno pues porque tener esas conversaciones telefónicas en las que se le pide a un operador del equipo político que simule facturas, eso tiene una cercanía con la doble contabilidad o con la contabilidad fraudulenta del dinero que se está manejando en una campaña política, que como sabemos, es mucho. Lo que espanta de esta conversación es que Ricardo Monreal se olvide de lo que pasó en abril de 2013, cuando un grupo de zacatecanos, como él, lo andaban persiguiendo, había ahí un viejo problema entre él y sus hermanos y otras personas por una bodega en donde se habían guardado algunos productos agrícolas, y, según esto, los iban a matar, a Monreal y sus hermanos; y el complot para asesinarlos fue descubierto por el CISEN. El CISEN le avisó a Monreal y lo protegió. Monreal agradeció la intervención de los servicios de inteligencia del Estado porque le salvaron la vida. o por lo menos porque le evitaron pasar un mal rato.

Lo anterior quiere decir que él sabe que sus pasos están siendo advertidos, y a pesar de eso se va de la lengua diciéndole a Núñez que simule contratos, “Y que salga todo exacto”.

Ahora Monreal dará una explicación porque Ricardo Monreal es un hombre muy hábil para salirse de este tipo de problemas. Dirá que todo está editado, que es un montaje, que él no dijo solamente eso, que es la ilegalidad, que es la campaña, que todo está auditable, sí, pero por lo pronto ya se le escuchó decir “hay que hacer facturas simuladas”. Y la simulación es hermana, o pariente cercana de la mentira y la mentira tiene como familia cercana al engaño y el engaño tiene como pariente al fraude, fraude de dinero, no fraude electoral porque MORENA no puede cometer un fraude electoral. ¡Sería el colmo! Pero esas cosas seguramente no le van a impedir el ascenso de su proyecto político, pero todo se va guardando en algo que la gente llama registro, expediente. Y ya tenemos otra, otra del señor Monreal, pues en aquella ocasión cuando lo querían matar en abril del 2013 dijo que a él lo había protegido el santo Niño de Atocha, que es el que cuidaba a los mineros zacatecanos, y que él iba a ir a Plateros a dar las gracias. Pues hoy deberá ir no sé si a dar las gracias o a reclamar, pero debe ir con el Niño a pedirle que no lo desampare, porque lo traen bajo la lupa a él y varios más.