Desde hace dos años, la señora Claudia Alejandra Bernal Alemán, ha llevado a sus pequeños Santiago e Isabella Escareño Bernal, ambos de tan solo 3 años y medio, a tomar clases de natación a la ACUÁTICA NELSON VARGAS, en donde ha encontrado una gran cantidad de beneficios, pero sobre todo, ha visto lo satisfechos que están sus niños de estar practicando esta disciplina en esta institución.

¿Cuáles son los beneficios?
“Muchísimos, cuando ellos entraron todavía no caminaban, sólo gateaban, y la natación les ayudó muchísimo para empezar a caminar a temprana edad, ha desarrollar más su seguridad, para la hora de dormir, se relajan, conviven con otros niños, y les gusta mucho, hasta ahorita les ha gustado mucho y los veo muy contentos”.

¿Por qué natación y no otras opciones?
“Mira, cuando eran más pequeños los llevaba con el pediatra, y yo le pregunté qué me recomendaba, si meterlos a una clase de estimulación temprana o a natación, porque tenía varias amigas que ya había metido a sus niños desde chiquitos a nadar. El pediatra me dijo que si podíamos las dos cosas, entonces hicimos el esfuerzo para llevarlos a las dos, y los traje aquí a la NELSON VARGAS, porque tenía ya a varias amigas que sus hijos ya estaban aquí y me la habían recomendado mucho por sus maestros, sus instalaciones, todo y la verdad ya ni busqué en otro lado, me vine directo para acá por recomendación de ellas”.

¿Cómo son los maestros?
“Son muy lindos, todos los maestros que han tenido mis hijos desde el principio, todos son lindos, pacientes, sobre todo los de las primeras clases, porque las primeras clases mis niños lloraron tanto que mi mamá que me acompañaba a las sesiones pensaba que sus nietos no eran para la natación, pero como era por su bien continuamos con las clases, y los maestros, siempre se portaron súper amables, pacientes, lindos, atentos, preocupados por sus alumnos, y la verdad tú ves como ellos tienen todo el conocimiento para irlos llevando poco a poco, para que no lloren, para que se vayan sintiendo más seguros en cada clase, entonces estoy muy contenta. Isabella es la más feliz del mundo cada vez que viene a nadar, yo los traigo tres veces a la semana y siempre me preguntan si vamos a ir a nadar y pues yo les digo que sí, la verdad les encanta”.

¿Qué les gusta de la ACUÁTICA NELSON VARGAS?
“Me gusta que los maestros, que aunque los ves chavitos, a todos los tienen súper preparados, yo me doy cuenta que los mandan a cursos, y eso me gusta, y que el trato desde la persona que se encarga del estacionamiento hasta los maestros, es muy amable, las instalaciones están también muy bien. Pero sobre todos los maestros, porque te encariñas con ellos.

Y cuando van a la playa, ¿En qué les ha ayudado que sus hijos sepan nadar?
“Muchísimo, de hecho, la primera vez que los llevé a la playa fue cuando ellos tenían seis meses, antes de meterlos aquí, y como estaban súper chiquitos los metíamos en brazos y con el flotador, pero después, al año que tenían de venir a clase, súper a gusto, porque ellos ya flotan, ya se desplazan, ya se avientan clavados, entonces mi esposo y yo sólo nos quedamos sentados en las escaleras de la alberca y ellos entraban y salían, de hecho otros vacacionistas se nos quedaban viendo porque no creían que niños tan pequeños ya pudieran hacer lo que ellos hacían. Y chistoso, yo les decía que nos fuéramos al chapoteadero, pero se aburrían, y querían estar en la alberca grande, y ellos la verdad disfrutaron muchísimo, porque entraban desde la mañana y salían hasta la noche”.

¿Qué les diría a las mamás que están indecisas de meter a sus bebés a nadar?
“Yo les diría que se animen, que de verdad les ayuda muchísimo a ellos para desarrollarse en muchos sentidos, que la verdad, para mí, es un seguro de vida, es una de las mejores cosas que les puedes dejar a tus hijos, porque no sabes si un día van a una fiesta y hay alberca, y si tú los traes a nadar, tú ya tienes la tranquilidad de que si los avientan, se tropiezan, o tienen un accidente, van salir, van a flotar, o tal vez si les toca una fiesta en una alberca puedan disfrutar de la misma, porque ya se pueden meter y no quedarse afuera”.
La ACUÁTICA NELSON VARGAS, maneja tres niveles para los pequeños que están en el rango de edad de entre los 8 meses hasta más de 3 años, por lo que es un programa muy completo para que los infantes tomen un gran cariño por la natación.
El nivel 1 lo denominan Estrellas de Mar, en donde los nadadores empezarán a ambientarse y adaptarse al medio acuático, teniendo como objetivo principal, lograr la confianza del pequeño para iniciar la flotación y los desplazamientos.
Para el segundo nivel, llamado Pulpos, los practicantes comenzarán a desplazarse en el agua realizando ejercicios básicos con el material de enseñanza y el instructor, por lo que la meta es tener la iniciación de la patada y brazada, así como hacer pequeñas inmersiones.
El último escalón, son las denominadas Tortugas, donde los principales puntos son la orientación corporal dentro de la alberca, desplazamiento de crawl y de dorso, así como clavados sencillos.
Esto es sólo una pequeña parte de todos los beneficios que ofrece la ACUÁTICA NELSON VARGAS a todos su afiliados, por lo que para mayor información, puede acercarse a las instalaciones ubicadas en el fraccionamiento Las Hadas.