La libra… otra vez

CDMX.- Aunque la Procuraduría General de la República (PGR) pidió tres veces orden de aprehensión contra la cantante Belinda, todas las consignaciones fracasaron porque el juez consideró que no había elementos para acreditar los delitos que se le imputaban.
Primero, la PGR solicitó dos capturas por presunta defraudación fiscal por 1 millón 896 mil pesos, correspondiente al año 2010.
La tercera orden, que fue desechada ayer por el Juez Decimosexto de Distrito en Procesos Penales Federales, fue solicitada por presunto ocultamiento o destrucción de sus documentos contables de ese mismo año. Pero también se negó.
“Al día de hoy no existe ninguna orden de aprehensión en contra de ella, por ninguno de los delitos que se persiguen”, sostuvo José Luis Nassar Peters, abogado de la cantante.
Belinda expresó ayer en su cuenta oficial en Twitter que se sentía tranquila y lamentó las burlas infundadas que recibe por este caso. (Rodolfo G. Zubieta y Abel Barajas/Agencia Reforma)