Alfredo González, secretario general de la Federación de Trabajadores de Aguascalientes (FTA), reconoció que no se han incrementado las prestaciones de los obreros, pues a pesar de que la nueva normativa contempla hacer deducibles vales de despensa, apoyos alimenticios en especie y los comedores industriales, en poco han mejorado estos beneficios, por lo cual esta disposición ha favorecido más a los patrones que a los propios trabajadores.

Detalló que en el caso de los vales de despensa son las empresas quienes están ahorrándose dinero, ya que esta erogación la pueden hacer deducible de impuestos, sin embargo, ello no ha representado un incremento en esta prestación en beneficio de los trabajadores, pues dentro de las negociaciones de los contratos colectivos de trabajado se sigue manejando un determinado porcentaje del salario en vales de despensa.

Alfredo González apuntó que los contratos colectivos de trabajo han sido un candado en estos casos, ya que no se puede solicitar un aumento adicional a lo que está contemplado dentro del propio contrato, por lo cual cuando se negocian los incrementos salariales se ha han discutido los vales de despensa como un tema más.

No obstante, subrayó que en el caso de los comedores industriales, la ley alimentaria sí ha dado buenos resultados, porque eso ha permitido que para el trabajador represente un menor costo el tener acceso a esta prestación, incluso, se han llegado a dar algunos casos en los cuales ya no se cobra a los obreros, sobre todo en aquellos comedores que tenían un bajo precio, en los que tenían un costo era mayor se siguen haciendo una aportación por parte de los empleados.

Para concluir, el secretario general de la FTA manifestó que casi en el 100% de las empresas que tienen contratos colectivos de trabajo, los obreros reciben vales de despensa, cuentan con la prestación de los comedores industriales, o incluso ambas; en el caso de los vales de despensa, éstos representan entre un 10 y 15% del salario de los trabajadores.