Necesaria sangre nueva en la izquierda. Jesús Ortega, líder de la corriente Nueva Izquierda del PRD, comentó que el Partido de la Revolución Democrática se está preocupando por incluir a jóvenes preparados en la academia y formados en la lucha social y política, pues apostarle a las nuevas generaciones debe ser parte no sólo de un relevo generacional, sino también una transformación en el pensamiento progresista.

Sostuvo que la irrupción de los jóvenes en la política es lo que se requiere en el país para inyectarle un impulso a agendas como el bienestar y los derechos humanos, lo cual sólo se logrará exigiendo el cumplimiento de derechos básicos como la educación, acceso a la salud y a una vivienda digna, los cuales son ejes que debe poner al centro de la discusión una izquierda democrática y progresista.

Jesús Ortega indicó que los nuevos cuadros políticos podrían imprimirle entusiasmo a la discusión de esos temas que son primordiales para resolver los problemas de fondo que afectan a la gente de Aguascalientes y el país.

Hizo énfasis en el sentido de que los derechos establecidos en la Carta Magna deben ser garantías cumplibles y exigibles, y aquellas autoridades gubernamentales que no los cumplan debe ser removidas o sancionadas; por lo anterior –dijo– el partido del Sol Azteca apoya que todo mandato puede ser revocable, pues si un servidor público no cumple con lo establecido en la Constitución, no debe estar al frente de un gobierno.

Finalmente, el líder de la corriente Nueva Izquierda del PRD, subrayó que aunque no esté reglamentada la revocación de mandato, esta figura está establecida en la Constitución y por consiguiente se tiene que cumplir, ya que los gobernantes están obligados a hacer cumplir la Carta Magna, lo cual, incluso, “es un principio de derecho que está avalado por la Corte”.