El obispo José María de la Torre Martín lamentó la iniciativa del presidente Enrique Peña Nieto para legalizar los matrimonios de personas del mismo sexo, por lo que pidió a los legisladores federales que defiendan el matrimonio natural.
Primero, el jefe de la Nación, publicó las reformas a la NOM 046 que permite los abortos en caso de violación, y sin el consentimiento de sus padres, tratándose de niñas de 12 y más años, además de no dar parte al Ministerio Público, para que castiguen al que cometió el delito de violación.
El Pastor dio a conocer la postura de la Conferencia del Episcopado Mexicano, sobre el particular, que dice lo siguiente:
“Los Obispos de México valoramos todas las propuestas y acciones que promuevan el reconocimiento y protección de los derechos de todos y el deber que cada persona tiene de respetar la dignidad de los demás.
Claro que es prioritario evitar toda discriminación y en plena sintonía con las palabras del Papa Francisco expresadas en la última Exhortación Apostólica, “La alegría del Amor”, y en concordancia con la enseñanza de la Iglesia Católica recogida en diversos documentos magisteriales, la enseñanza sobre el matrimonio entre un hombre y una mujer.
También consideramos que ante las iniciativas dadas a conocer y que dan comienzo a todo un proceso legislativo y democrático, es necesario estudiar a fondo todas las consecuencias que conllevan.
Estamos seguros que en la pluralidad que caracteriza nuestra Nación, todas las voces deberán ser escuchadas con seriedad y espíritu de diálogo constructivo, en pleno respeto a las instituciones.
Reiteramos que toda persona, independientemente de su orientación sexual, ha de ser respetada en su dignidad, y tratada con compasión y delicadeza, procurando evitar todo signo de discriminación injusta, y particularmente cualquier forma de agresión y violencia”.