Mermas de hasta el 25% entre los industriales del vestido, a causa del contrabando de prendas de vestir. Carlos Padilla Gómez, presidente saliente de la Canaive, señaló que se calcula que el 3% de los puestos ambulantes que se dedicaban a la venta de fayuca han sido eliminados en los últimos dos años, a pesar de lo cual sigue siendo muy fuerte este mercado, por lo cual el Ayuntamiento y este organismo empresarial deben seguir colaborando para frenar la comercialización de prendas de dudosa procedencia.

Manifestó que además de las prendas de vestir de procedencia asiática que ingresan de manera ilegal al país, se debe regular la comercialización de ropa usada, pues en caso de no controlarse se puede llegar a convertir en un importante problema de salud pública.

Padilla Gómez refirió que una forma de acabar con ambos mercados es mediante la creación de marcas locales que estén dirigidas principalmente a los jóvenes, pues dicho sector poblacional es el que suele adquirir prendas de fayuca; agregó que en la actualidad, varios egresados de la carrera de Diseño de Modas de la UAA se han interesado en crear sus propias marcas.

Comentó que resulta factible que una vez que los industriales del vestido consoliden sus propias marcas y ofrezcan prendas novedosas y a precios accesibles, los aguascalentenses de a poco dejen de adquirir ropa pirata para vestir a la moda.

Para finalizar, el presidente saliente de la Canaive detalló que el año pasado se crearon cuatro marcas a nivel local y en la actualidad se encuentran en proceso de consolidación otras cinco; lo anterior es un indicativo de que los jóvenes diseñadores de modas están mostrado interés por hacerse de un nombre dentro de la industria del vestido, esto, iniciando sus propias empresas de diseño y venta de ropa.