La educación no es simplemente una formación laboral o administrativa para el trabajo, sino que debe ser una vía para forjar personas éticas, ciudadanos capaces de convivir, de demostrar justicia y solidaridad en favor del progreso y la mejora de la comunidad, consideró el filósofo Fernando Savater.
Las tecnologías de la comunicación, como teléfonos inteligentes y las tabletas, son de gran apoyo para diferentes proyectos, pero advirtió que se debe evitar que estos instrumentos se transformen en un fin mismo.
Durante su conferencia denominada “La literatura como alegría y salvación en el arte de educar”, impartida en la Universidad Autónoma de Aguascalientes, Savater dijo que todas las personas son, por definición, políticas, no sólo quienes han sido elegidos para gobernar, sino que todas las personas hacen de una u otra manera, política.
Manifestó durante su conferencia magistral, que la educación es una preocupación pública que no debe estar restringida, ya que de lo contrario se pondría en peligro a la población, pues quien no cuenta con una familia estructurada o bienestar económico, sólo tiene el entorno para formarse, por lo que precisó que la educación debe ser un instrumento para convertir a los ciudadanos en seres políticos, poseedores de libertad y gestores que tengan la capacidad de intervenir para obtener una vida democrática en sus comunidades.
“La democracia transforma en seres políticos a todos los ciudadanos, por lo que a través del Estado de Derecho, las leyes y la constitución de cada país, la educación debe ser un instrumento para forjar ciudadanos que se aprecien como gobernantes, pues esto abre la posibilidad de transformar la realidad”.
La literatura es el principal instrumento que la educación desea transmitir, pues no está vinculada con el triunfo social ni con el rendimiento económico. En este sentido, comentó que la literatura permite multiplicar las opciones de vida y brindar diferentes perspectivas sobre la misma, además de que la hace más compleja, diversa y divertida.
El papel de la literatura como un saber humanista, no tiene una rentabilidad inmediata, sin embargo, posibilita a las personas para que se vuelvan más libres y aprovechen su vida de una mejor manera; por lo que resaltó la importancia de que las personas se ocupen de trascender y entender el para qué sirven sus esfuerzos, pues la educación y la literatura permiten reconocer éstos.
Fernando Savater, también externó que la educación es necesaria para una revolución sin sangre y trascendente, aunque también un reto es que los docentes compartan su experiencia pasada y que sea de utilidad para los futuros escenarios.
Antes de impartir su conferencia, el filósofo español fue recibido por el rector de la UAA, Mario Andrade Cervantes; el ex rector y profesor emérito, Alfonso Pérez Romo; el decano del Centro de Ciencias Sociales y Humanidades, Daniel Eudave Muñoz; así como el decano del Centro de las Artes y la Cultura, José Luis García Ruvalcaba; para firmar el libro de visitantes distinguidos de la Universidad.