David Reynoso Rivera Río

A lo largo de mis ya tres años como columnista de este prestigiado diario, siempre he intentado impulsar los temas desde la perspectiva juvenil y de igual manera trato de abordar temas de índole jurídica (cuando la imaginación y la ocasión me lo permite) para aterrizarlos y plasmarlos en un lenguaje fácil de entender para cualquier ciudadano.
Es por ello que llamó mi atención el asunto listado a tratar en la Primera Sala de nuestra Suprema Corte de Justicia de la Nación, dado que el asunto ha logrado bastante difusión en los últimos días a través de diversos medios de comunicación. Me refiero al Amparo en Revisión con motivo de la negativa por parte de la autoridad hacia un club que pretende producir la denominada mariguana para fines lúdicos y recreativos.
Acorde con el proyecto que se encuentra a disposición de toda la comunidad a través del sitio web de la primera sala, este órgano colegiado pretende amparar a dichos clubes a efectos de que puedan realizar estas actividades con fines de autoconsumo. El tema, ciertamente cobra gran relevancia para la vida cultural, económica, política y social de nuestro país ya que su interpretación y consecuencias jurídicas traerán efectos sumamente interesantes.
Lo primero que habría que aclarar es que dicho proyecto NO PRETENDE LEGALIZAR LA MARIGUANA, únicamente emite una sentencia con efectos relativos (y de ninguna manera generales) a que dicho club de autoconsumo obtenga por parte de la autoridad competente una autorización a efectos de que ejerzan todas las actividades de siembra, cultivo, cosecha, preparación, acondicionamiento, posesión y transporte, relacionadas con la mencionada droga. ACLARO, en ningún momento autoriza el comercio de dicha sustancia y mucho menos exime a los particulares de cumplir la normatividad legal a fin de evitar caer en los supuestos que se establecen como delitos correspondientes a dicha materia.
Todo esto se obtiene en el proyecto derivado de un interesante análisis que plantea, en primer lugar, el alcance del derecho humano al libre desarrollo de la personalidad, mismo que se complementa con el plan de vida que cada persona diseñe y viva diariamente. Una vez abordado el derecho respectivo, el proyecto analiza bajo las más estrictas pruebas de proporcionalidad, si la política prohibicionista del Estado Mexicano restringe de forma desproporcionada o indebida el mencionado derecho humano, a lo que concluye que dicha medida sí lo restringe. Finalmente, se realiza un análisis de factores médicos, de seguridad y respeto a los derechos humanos que a todas luces (según el proyecto) podrían ser evitados a través de mecanismos alternativos en el derecho comparado para concluir que la justicia de la unión deberá amparar a los promoventes.
El tema está sobre la mesa, pendiente de desahogarse en la sesión y definitivamente dará mucho de que hablar en los diversos órdenes de gobierno así como por parte de la sociedad en general; sin embargo, habrá que estar bien informados acerca de lo que significa dicho fallo y atentos de las diversas agendas legislativas que pudieran presentarse en aras de los derechos humanos, la seguridad pública y la salud de todos los mexicanos.

Correo: davidreynoso40@hotmail.com
Twitter: @davidrrr