Los ciudadanos comienzan a tomar justicia por su propia mano, porque no comprenden el Nuevo Sistema de Justicia Penal, consideró Emmanuel Sánchez Nájera, presidente estatal del PRD.
Muestra de ello es que cada vez son más los casos en los que vecinos detienen y golpean a los delincuentes, sin esperar a que la policía acuda para atender el llamado, y en ocasiones, ni siquiera llaman a la policía, y emplean violencia para tratar de inhibir los delitos.
Consideró que este tipo de ajusticiamientos sociales se están dando en gran medida, porque las personas no conocen y mucho menos entienden el Nuevo Sistema de Justicia Penal, mismo que prescinde de la prisión preventiva y privilegia la reparación del daño cuando la sociedad “lo que espera y quiere ver es que, quien se la hizo, que la pague con prisión”.
Explicó que en el PRD han vivido en carne propia los sinsabores de este Nuevo sistema, en el que, a pesar de tener todo a favor de las víctimas, a los delincuentes los dejan en la calle y éstos siguen delinquiendo.
Indicó que en el caso de la denuncia que pusieron por los daños que sufrieron las oficinas de este partido en tres ataques distintos, hechos por la misma persona, “con lo que ahora salieron es con la reparación del daño. Lo que esperábamos es que lo mantuvieran en la cárcel en lo que enfrentaba su proceso, y si así lo hubieran hecho, quizás los otros dos ataques no los hubiera realizado”, consideró el presidente del sol azteca.
Los ciudadanos lo que están esperando, dijo, es que, cuando menos los ladrones, que mantienen asoleados a media ciudad, esos los encierren para evitar que sigan delinquiendo, de otra manera pasa lo que sucedió con el delincuente al sur de la ciudad, mismo que se dedica a robar a personas de fraccionamientos de aquella zona de la ciudad.
En ese caso, se detuvo la primera vez por los propios vecinos, lo entregaron a la policía, pero a los pocos días volvió a asaltar; fue detenido nuevamente y entregado a la policía y volvió a reincidir, de tal forma que, ya para la tercera ocasión que los vecinos lo detuvieron, no les quedó otra que meterle la golpiza de su vida y dejarlo dentro de un contenedor de basura, y en esta ocasión, ya ni llamaron a la policía, porque simplemente ya no creen en las autoridades.
De esta forma es como se pone en evidencia que la situación de delincuencia ha rebasado a las autoridades y que el Sistema de Justicia Penal, no toma en consideración la reincidencia delictiva, dado que, a los ladrones los detienen y en lugar de encerrarlos, los sientan a la mesa con sus víctimas para que lleguen a acuerdos reparatorios y eso no es lo que espera la ciudadanía.
Por esa razón, dijo, es importante que si las autoridades quieren tener éxito en el tema de impartición de justicia, deben socializar cuanto antes el Nuevo Sistema, para que las personas lo conozcan y lo comprendan y sepan cómo actuar y qué esperar de las autoridades, de lo contrario, “dejan a los ciudadanos con la sensación de inseguridad e injusticia, y luego por eso va en aumento la justicia por propia mano”, dijo.
(Entrevista exclusiva)