El presidente de la delegación de la Cámara Nacional de Comercio y Servicios Turísticos (Canaco) en Aguascalientes, Rubén Ángel Berumen de la Cerda, se pronunció abiertamente en contra de los matrimonios igualitarios.
Mediante un boletín enviado ayer a los diversos medios de comunicación, el dirigente de este sector empresarial dijo que “Es nuestra convicción que el término ‘MATRIMONIO’ debe ser la definición exclusiva por su origen y etimología; la unión de un hombre y una mujer, que por su naturaleza es el origen natural y universal de la familia que tiene entre sus virtudes y razón de ser la procreación y formación integral del ser humano”.
“Entendemos, aceptamos y respetamos el derecho que tienen las personas de un mismo sexo que decidan unirse y vivir juntos, pero no aceptamos, bajo ninguna circunstancia, que pretendan denominarse dichas uniones “Matrimonio”, son “parejas de hecho” y no es una postura discriminatoria sino de definición y diferenciación. Bajo ninguna circunstancia, debe tomarse nuestra posición como una actitud homofóbica, sólo pedimos, también, respeto”.

A continuación el comunicado íntegro del dirigente del comercio organizado de Aguascalientes:
BOLETIN DE PRENSA; Aguascalientes, Ags. 28 de Junio de 2016. Ante la serie de declaraciones dadas a conocer por algunos legisladores y distintos grupos, así como de algunas organizaciones sociales, esta Cámara manifiesta a toda la sociedad de Aguascalientes su posición con respecto al matrimonio y la familia.
Es nuestra convicción que el término “MATRIMONIO” debe ser la definición exclusiva por su origen y etimología; la unión de un hombre y una mujer, que por su naturaleza es el origen natural y universal de la familia que tiene entre sus virtudes y razón de ser la procreación y formación integral del ser humano.
Entendemos, aceptamos y respetamos el derecho que tienen las personas de un mismo sexo que decidan unirse y vivir juntos, pero no aceptamos, bajo ninguna circunstancia, que pretendan denominarse dichas uniones “Matrimonio”, son “parejas de hecho” y no es una postura discriminatoria sino de definición y diferenciación. Bajo ninguna circunstancia, debe tomarse nuestra posición como una actitud homofóbica, solo pedimos, también, respeto.
En el marco de nuestras libertades somos respetuosos de los derechos que todos tenemos, pero en ese mismo sentido, exigimos respeto a quienes somos y conformamos un matrimonio y una familia.
Estamos convencidos que un elemento social que ha contribuido universalmente en el desarrollo y crecimiento social y cultural ha sido, es y será el Matrimonio y en consecuencia la familia, que debemos todos buscar su fortalecimiento y si se han de buscar nuevas leyes y reformas, deberán contemplar disposiciones que le den protección y solidez, ya que es ahí donde una sociedad crece y se consolida.
Solicitamos atentamente a nuestros diputados que sean congruentes y respetuosos de la voluntad de la sociedad, de los valores y principios que la gran mayoría de la sociedad practica, ejerce y en consecuencia exige y demanda respeto.
ATENTAMENTE. Sr. Rubén Ángel Berumen de la Cerda. Presidente.