Carlos Reyes Sahagún

Muy tarde pero, ¿qué le hace? Para temas como el que trataré en esta ocasión nunca lo es. De hecho debería hablarse de estas cuestiones como en las funciones de cine de hace 40 o más años: mañana, tarde, moda y noche…

La buena: Entre el 14 y el 16 de octubre del año pasado, se llevó a cabo en la Universidad Autónoma de Aguascalientes el sexto Congreso Internacional de la Investigación en el Posgrado.

Fue aquel un evento organizado por nuestra máxima casa de estudios y el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología, que tiene por objeto dar oportunidad para que estudiantes y graduados recientes en cuanto posgrado se atraviese, ventilen de manera pública las ideas y conocimientos que han estado manejando en los trabajos que realizan para alcanzar el grado de maestría o doctorado, en las áreas de ciencias agropecuarias, arte y cultura, biología; economía y administración; ciencias exactas; ingeniería, diseño y arquitectura; ciencias de la salud y ciencias sociales y humanidades.

Algunos ejemplos de las ponencias presentadas llevaron los títulos siguientes: Manual de análisis vial prospectivo para zonas en crecimiento, el caso del poniente de la ciudad de Aguascalientes; Utilización de modelos numéricos para entender el rol de la zona vadosa en el proceso de recarga natural. el caso del valle de Aguascalientes; Uso de los patrones de viento del municipio de Aguascalientes del periodo 2005 – 2014 en la modelación de la dispersión de las emisiones derivadas de la producción de ladrillo; Variación y comparación del consumo hídrico promedio en viviendas de tipo popular e interés social en el estado de Aguascalientes en el año 2014; Caracterización técnica económica de la implementación de pinturas a base de cal para viviendas de interés social para el estado de Aguascalientes; Bienestar e infraestructura contra políticas públicas en Norias de Paso Hondo, Aguascalientes; Evaluación de la recarga natural del acuífero del valle de Aguascalientes mediante el análisis de variación de niveles de agua subterránea y datos de precipitación; Distribución espacial y temporal de arsénico en el sistema del acuífero del municipio de Aguascalientes…

Yo asistí a una sesión del área de Ciencias Sociales en la que estaban anunciados ocho ponentes para desarrollar temas relacionados con la política educativa en las escuelas normales, la homofobia simbólica en las publicaciones rosa, la violencia contra periodistas, la obesidad infantil, democracia y desigualdad…

Ahí se dijeron cosas verdaderamente relevantes sobre los temas tratados; reflexiones que fueron como una especie de llamado a tomar conciencia sobre asuntos que en muchos casos obligarían a una toma de posición en torno a problemáticas muy concretas; cosas que tendrían que gritarse a los cuatro vientos; a ver si así se nos pega algo y mejoramos nuestras vidas…

Esa fue la buena. La mala fue que asistieron a esta mesa los ponentes y, como en la ruleta, ¡nadie más!… Bueno, sí… Estaban también unos estudiantes de licenciatura, con toda la facha de haber sido acarreados… Estaban, literalmente, de cuerpo presente, porque sus mentes andaban en otros lares. Unos metiéndole mano a sus computadores portátiles, otros a sus teléfonos móviles, todos abandonados en las montañas de Babia, a medio camino entre la atención, la flojera y el hastío, con una cara de ¿qué rayos estoy haciendo en este lugar!, que no vea…

El punto aquí es el siguiente: en términos generales muchos de estos trabajos; en verdad valiosas investigaciones, no servirán para mucho más que facilitar a sus autores la obtención del grado académico por el que se quemaron las pestañas, para luego ser archivados, y hasta nunca.

Entonces, ¿cómo hacer para que este conocimiento llegue al gran público? Toda esta investigación tiene un costo, que financia la sociedad a través del pago de impuestos, que permite que CONACYT genere programas de posgrado, etc. Entonces, lo más lógico; lo más elemental, sería que este conocimiento le fuera devuelto a la sociedad de manera tal que pueda aprovecharse en el mejoramiento de la vida.

Ahora bien. Tampoco es cuestión de que simplemente nos enteremos sobre lo que se investiga y buenamente incorporemos a nuestra experiencia cotidiana algunas de estas cosas. Más bien se precisaría que este conocimiento sirviera como punto de partida para la generación de políticas públicas. Entonces me imagino que podría suceder como en los deportes, que los equipos profesionales envían visores, a buscar talentos en las escuelas, en los campos llaneros. Así tendría que ocurrir con eventos como este, en que los gobiernos escucharan a los ponentes a fin de incorporar a su operación ideas innovadoras, valiosas…

Termino con un comentario marginal, una propuesta inútil, y a lo mejor hasta impertinente, pero que en última instancia es una invitación a la reflexión. Corre y se va: propongo que cada noticiero dedique un porcentaje determinado de su tiempo, digamos una cuarta parte, a difundir tres clases de noticias: científicas, artísticas y filantrópicas.

¿No le parece que el ambiente está excesivamente viciado? Hablo de los contenidos de los noticieros; una crispación imparable, el coraje por lo que ocurre o deja de ocurrir, la violencia, los problemas de imposible y/o improbable resolución, el escándalo y el chisme; el rumor que pasa por noticia, etc. Y luego le dan a uno la bienvenida con un suicidio, una violación, el accidente mortal provocado por un ebrio, etc., que de esta forma se convierten en noticia de ocho columnas…

Eso no invita a ser mejores, a progresar, a buscar una sociedad más solidaria, tranquila, fecunda y benéfica para todos. Entonces, sería deseable promover este tipo de noticias, no en lugar de las otras, que sería lo deseable, sino al lado. Promover noticias así, que sí las hay; difundir aquellas cosas positivas que también ocurren, y que constituyen homenajes a la bondad, a la inteligencia y al deseo; auténtico deseo, de vivir mejor, de tener una vida grata… (Felicitaciones, ampliaciones para esta columna, sugerencias y hasta quejas, diríjalas a carlos.cronista.aguascalientes@gmail.com).