KIA ha resultado un fenómeno en México y ha excedido sus propias expectativas. En dos años de presencia ya tiene 5.5 por ciento del mercado nacional y ya rebasó a fabricantes que llevan más tiempo como Ford Motor Company.
En 2016, la firma inició la producción en su planta de Nuevo León, para la cual invirtió 3 mil millones de dólares, además de alcanzar 58 mil 112 unidades comercializadas. Para este año el propósito es lograr las 80 mil unidades.
En entrevista con REFORMA, Horacio Chávez, director general de KIA explicó el plan de la marca.

¿Cómo ha resultado el país respecto a las expectativas previas?

Cuando llegamos a México fijamos un plan que parecía agresivo pero lo excedimos, estimamos ventas de 8 mil unidades y acabamos con 11 mil en el 2015. El segundo año el objetivo fue de 45 mil unidades y vendimos 58 mil 112.
Nuestra planta en Nuevo León inició producción el año pasado y calculamos producción de 100 mil unidades pero a fin de cuentas la cifra fue de 107 mil de mayo a diciembre del 2016.

¿Qué los llevó a tener un plan tan agresivo?

Arrancamos en julio del 2015 con Forte, Sportage y Sorento y nos sorprendió la demanda; no pudimos reaccionar tan rápido pues no podíamos traer de Corea más unidades. Teníamos cuota de importación para productos coreanos y sin tener planta en México dependíamos al 100% de las mismas.
Así que decidimos traer más vehículos de EUA donde sí teníamos el TLC. Esto nos limitó a las 11 mil unidades vendidas en el 2015.
La meta de 45 mil unidades para el 2016 se fijó en base a factores como nuestros nuevos distribuidores y nuevos modelos para ese año como Rio y Optima.
El Soul lo adelantamos 6 meses y lo lanzamos en abril, esto nos ayudó a llegar a las 58 mil 112 ventas en el 2016.
Tenemos una penetración de mercado del 5.5% acumulado de enero a mayo del 2017 y este año tenemos el objetivo de vender 80 mil unidades. Para el 2020 nuestra meta es llegar a las 100 mil ventas.

¿Cual es la capacidad productiva de su planta en Nuevo León?

Nuestra capacidad de producción es de 300 mil unidades este año y el próximo será de 400 mil. Este año llegaremos a alrededor de 80 países con nuestro Rio y Forte.

¿Cuál es el principal reto que han enfrentado?

Siempre fue la imagen de marca, cuando llegamos aquí la mención que teníamos era del 0.4% es decir casi nadie nos conocía. Ahora llevamos nivel de conocimiento superior al de competidores que llevan 10 o 15 años en México.

¿Hay más retos por superar?

Nuestro ranking de Satisfacción de Ventas según JD Power es el número 6 en marcas de volumen. Pero queremos estar en las tres primeras posiciones y estamos haciendo un plan para lograr esto en 1 o 2 años máximo.

¿Qué nuevos modelos hay previstos y fecha de introducción?

Planeamos la introducción del superdeportivo Stinger para el ultimo trimestre del año; es de altas prestaciones.
El próximo año tendremos uno o dos productos adicionales, Picanto es uno de los candidatos. Tenemos bajo análisis productos híbridos y tipo Minivan.