Enfundado con su playera de los Rayos del Necaxa, Braulio Kevin López de Luna, acompañado por sus papás, acudió a las instalaciones de Casa Club para vivir una experiencia inolvidable al lado del equipo de sus amores, los Rayos del Necaxa.
A su corta edad, el pequeño Kevin fue diagnosticado con leucemia, pero nunca ha dejado de luchar y seguir todos los pasos del equipo de Aguascalientes, de quien es fiel seguidor.
Durante su visita en las instalaciones de Casa Club, en su rostro se reflejó alegría de poder convivir con todo el equipo, los jugadores amablemente se acercaron para convivir con él, tomarse la foto del recuerdo y firmarle algunos artículos alusivos al conjunto de casa además de impulsar al pequeño a seguir al pie de la letra sus tratamientos para salir adelante.
Para el pequeño Kevin López, la mañana de ayer jueves será inolvidable ya que pudo estar de cerca junto a sus ídolos, jugadores del equipo de futbol Rayos del Necaxa.