Kenya Guadalupe despide de la niñez

Radiante como toda mujer que llega a la edad de las ilusiones fue como lució Kenya Guadalupe Rivera Terrones.
La joven arribó a la Catedral Basílica de Nuestra Señora de la Asunción para dar muestras de infinita gratitud al Creador por su aniversario de vida a bordo de una hermosa calandria.
Vistiendo un atuendo estilo charro, la bella jovencita arribó al recinto acompañada de sus padres, Griselda María Terrones Luévano y Juan Ezequiel Rivera Campos, así como de Obed Corona Lucio y Noemí Martínez García, como sus padrinos.
En honor a la quinceañera, el ministro de la iglesia dedicó su homilía para felicitarla por la memorable ocasión, una etapa que, dijo, es una de las más bellas, pues en ella comienzan a manifestarse notablemente los cambios de niña a mujer. Y es justamente que en esta transición debe ponerse, como hija de Dios en sus misericordiosas manos, para que no desvíe su sendero, sino que permita que Cristo sea su guía principal durante toda su vida.
Al momento de recibir la sagrada eucaristía, Kenya Guadalupe hizo una pequeña pausa para arrodillarse y agradecer a padre Celestial los dones con que la ha provisto durante quince años. Finalmente, la festejada junto con sus invitados, se dirigió a Quinta Sabinos, en cuyo escenario demostró sus dotes artísticos al bailar con sus acompañantes un popurrí de bachata, rock y cumbia, para dar paso a un especial brindis que ofrecieron para ella todos sus allegados.

Compartir
Artículo anteriorEjemplo que inspira
Artículo siguienteRodeada de dones