En menos de un año Nueva Izquierda (NI) pasó de ser la corriente dominante en el Partido de la Revolución Democrática (PRD) a estar en el banquillo, lo que quiérase o no provocará un remezón en el Comité Ejecutivo Estatal (CEE) que desde su creación hace 26 años ha estado bajo su tutela.

Cada uno de los que han encabezado el CEE fue porque recibieron la aprobación del aguascalentense Jesús Ortega Martínez, o el apoyo de su hermano Antonio o de algún otro familiar, lo que motivó una presencia mínima de los demás grupos que en su momento pretendieron cambiar las reglas del juego pero se toparon con un muro infranqueable.

Este respaldo se tradujo en que la mayoría de los que fueron presidentes recibieran como premio la diputación “plurinominal”, que es lo único que “ganan” cada tres años y que ha motivado que al paso de cinco lustros el partido tenga una presencia mínima entre los electores.

Nueva Izquierda, más conocida como la de Los Chuchos, al estar liderada por Jesús Ortega y Jesús Zambrano, entró a un túnel del que cada vez se les hace más difícil salir. A raíz de los acontecimientos en el municipio de Iguala, Guerrero, ocurridos el 26 y 27 de septiembre de 2014, en que fueron detenidos por la policía local 43 estudiantes de la normal rural de Ayotzinapa y cuyo paradero se desconoce, salió a relucir NI, ya que de esta corriente surgió el alcalde José Luis Abarca a quien se imputa haber ordenado la aprehensión.

Los hechos han causado tal impacto en el PRD que el líder nacional Carlos Navarrete, perteneciente al mismo grupo, no aguantó la presión y solicitó elecciones anticipadas mismas que están en curso, a lo que se añade que en el reparto de las comisiones que le correspondieron al partido en la recién instalada Legislatura federal alcanzó posiciones secundarias. Lo único que rescató fue la presidencia de la Cámara de Diputados para Jesús Zambrano.

En un encuentro que se desarrolló en la capital del país y que denominó “Un nuevo ciclo, una nueva actitud”, NI busca recuperar espacios, sin embargo en la misma reunión se dio a conocer el resultado del estudio que llevó a cabo la consultora Helix sobre estrategias de comunicación y de lo que percibe el ciudadano acerca del PRD. Los encuestados respondieron que miran al partido como “viejo, conflictivo, quejoso, cerrado, falso, egoísta, traidor” y si tuvieran que dirigir al país “lo conduciría a la pobreza”. La sugerencia es que vaya a la refundación y cambie de nombre y ante todo que sus dirigentes modifiquen sus actitudes.

Es tal el estado de ánimo que NI reprochó a Carlos Navarrete haber adelantado su renuncia, al considerar que fue apresurada. Jesús Ortega dijo que “se habló entre algunos compañeros de un proceso de renovación de las direcciones, pero la forma en que se hizo no sólo fue sorpresiva, sino apresurada”, lo cual “reforzó una equivocada percepción acerca de la existencia de una catástrofe electoral para el PRD y más cuando no se pueden explicar de las verdaderas causas que motivaron las mencionadas solicitudes de renuncia”.

En tanto que a nivel nacional el partido le apuesta a la unificación de las izquierdas y renovación, cursando invitaciones para que unan a su causa Morena, MC, PT y los sindicatos de Telefonistas y Mexicano de Electricistas, en Aguascalientes están esperanzados en la coalición con Acción Nacional rumbo a las elecciones de 2016, que les ayudaría a salvar el registro local o en último de los casos que también se agrupen los cuatro organismos que enarbolan la bandera del socialismo.

Lo único que podría cambiar esos planes es que el Comité Ejecutivo Nacional se haga cargo del comité estatal, amenaza que pende no sólo aquí sino en otras partes del país ante el escaso trabajo político y social que desempeñan y que ha generado que otras formaciones con poco tiempo los superen en presencia y posiciones.

DESAIRE DE MORENA

Para que no se hagan ilusiones, el partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) reitera – por enésima ocasión – que no tiene el menor interés de ir en alianza con sus “hermanos”, a quienes califica de “traidores” a los principios que enarbolan.

Nora Ruvalcaba Gámez, presidenta del Comité Estatal, estableció que Morena tiene que ser una oposición abierta, sin cortapisas y dispuesta a encabezar las demandas de la sociedad y que además sepa señalar con toda claridad las fallas que tenga el gobierno federal, lo que no pueden hacer ninguno de los otros partidos de “izquierda” al estar controlados por el régimen.

Su debut como instituto político fue en las elecciones del 7 de junio, prueba que Morena pasó exitosamente al colocarse como la primera fuerza de izquierda en gran parte del país. En Aguascalientes ocupó el quinto lugar de los diez partidos contendientes y fue muy superior en la captación de votos que los demás de las “izquierdas”, quedando atrás el PRD, PT y Movimiento Ciudadano, inclusive triplicó a este último partido.

Esta experiencia fue para Morena la oportunidad de medir el interés del votante en su proyecto y al haber sido elecciones intermedias federales le dan tiempo de cohesionar el trabajo hacia los comicios locales, en que confían competir como fuerza única, lo que deja fuera todo tipo de coalición con el que sueñan los que por años tuvieron en sus manos la sartén por el mango y ahora que les llega la lumbre a los aparejos voltean a ver a sus ex compañeros de aventuras.

CEDIERON ANTE EL AMAGO

Durante varios meses ocupó espacios el reclamo de los taxistas por la presunta invasión de vehículos de la empresa Uber, dedicada a dar servicio a quien lo solicite por vía telefónica y con pago mediante tarjeta de crédito.

Su rechazo se debe a que vendría a arrebatarles el trabajo y que además, en apego a la normatividad local, no puede dar servicio de taxi quien carezca de la concesión correspondiente que sólo puede otorgar el gobierno del estado, lo que motivó que desde los altos niveles se les diera la seguridad de que no se permitiría su ingreso.

En Guadalajara provocó enfrentamientos entre choferes de uno y otro servicio y daños a los vehículos de Uber, lo que motivó la intervención del gobernador Jorge Aristóteles Sandoval, que sin ambages dijo que quien se tomara la justicia por propia mano iría a la cárcel, aparte de que estaba en estudio para determinar en qué consistía el problema y planteó la posibilidad de regularizar a los recién llegados.

Las manifestaciones, plantones y mítines que organizaron las diversas agrupaciones de taxistas no tuvieron mayor eco, por lo que ante la posibilidad de ser relegados cambiaron de estrategia, renovando parte del parque vehicular y varios adoptaron el mismo esquema de Uber, de recibir solicitudes de servicio por teléfono.

Por largo tiempo ha habido voces en la capital jalisciense que demandan la modernización de los taxis reglamentados y como sucede en otras partes del país nadie las escuchaba, en cambio ahora, con la presión de que otros se queden con el mercado, han dado un paso adelante y entran a la competencia, algo que también ocurre en el Distrito Federal desde el día que el jefe de gobierno Miguel Ángel Mancera dispuso que se cree un régimen especial para las Uber.

Se podrá disentir de los métodos que emplea la empresa estadounidense para entrar a cada país, pero al menos ya deja un beneficio a los usuarios, que a final de cuentas son los que pueden determinar por cual servicio se inclinan.