Compartir respeto, fidelidad y amor fue la promesa que durante sus esponsales intercambiaron, Daniel González Ruiz y Daniela Vega Meneses.
La capilla del Sagrado Corazón (Los Fresnos) enmarcó la ceremonia sacramental en la que además de sus familiares y amigos más cercanos, los contrayentes contaron con la presencia de sus queridos papás; por parte de ella: Roberto Vega Vargas y Griselda Meneses Olivares; por parte de él: Juan Manuel González Muñoz y Araceli Ruiz Sánchez.
El momento más significativo fue cuando los enamorados escucharon con atención las palabras del sacerdote oficiante, quien los invitó a permanecer unidos siendo además agradecidos con el Creador, asegurando que será Él quien los acompañe por el resto de sus vidas, guiándolos e iluminado con su luz el sendero donde habrán de compartir alegrías y tristezas, las cuales serán pruebas para fortalecer su relación.
Para festejar la unión sagrada de Daniel y Daniela, el complejo Punta Paraíso enmarcó elegante recepción en la que los nuevos esposos dieron cordial bienvenida a sus seres queridos, disfrutando con ellos la excepcional velada que se prolongó hasta altas horas de la madrugada.

Compartir
Artículo anteriorDichosa ocasión
Artículo siguienteAPUNTES DEL SOMMELIER