Se aceptaron como marido y mujer Pablo Esparza Durón y Juana Patricia Padilla García.
Teniendo como marco la Catedral Basílica de Nuestra Señora de la Asunción, la pareja intercambió sus votos matrimoniales de fidelidad y respeto. La ceremonia fue atestiguada por Sergio Antonio López Macías y Norma Patricia Macías González, así como por María del Refugio Durón Piña y Mercedes Esparza Hernández, seres queridos de los contrayentes.
En su homilía, el ministro de la Iglesia pidió al Creador derrame sobre los jóvenes sus bendiciones eternas para que su enlace perdure hasta que la muerte los separe.
Para celebrar esta emotiva ocasión, Pablo y Juana Patricia solicitaron la presencia de sus allegados en conocido salón de fiestas, donde se llevó a cabo el brindis en honor al sacramento recibido. Los presentes externaron durante la velada numerosas felicitaciones a los recién casados, deseándoles que la dicha y la prosperidad formen parte de su camino.