Juicios ejecutivos mercantiles saturan de trabajo los juzgados

La gente no puede cubrir sus adeudos: LCM

Incrementan significativamente juicios ejecutivos mercantiles, generando mayor carga de trabajo en los juzgados, en la medida que la gente no puede cubrir sus adeudos con personas físicas o casas de préstamo, advirtió Leobardo Contreras Moreno, presidente de la Barra de Abogados de Aguascalientes.

Señaló que la mayoría de los casos corresponde a montos de poca cuantía, los cuales saturan el aparato jurisdiccional hasta con 70% de asuntos en los que se busca el embargo por montos menores a cinco mil pesos.

Expuso que estas circunstancias requieren que se impulse la creación de juzgados especiales o mixtos para la resolución de demandas con montos de menor cuantía, con la finalidad de liberar la saturación.

“Son demandas de mil, tres mil, o cinco mil pesos, desafortunadamente en Aguascalientes todavía no hay una legislación que establezca que los juzgados conozcan ciertos juicios de acuerdo con el monto en la querella, porque actualmente un mismo juzgado atiende un juicio por un peso como el que se presenta por un millón de pesos”.

Ejemplificó que en el Distrito Federal existen juicios mixtos que atienden asuntos de forma exclusiva en los que se conocen demandas por cantidades menores a los 500,000 pesos, lo que permite que haya menos desgaste al realizarse embargos por montos menores.

Contreras Moreno subrayó que las personas deben estar conscientes de que deben asumir los montos que solicitan prestados, ya que puede ponerse en riesgo el patrimonio, o incluso el de familiares y conocidos cuando firman como aval o codeudores.

Asimismo, hizo un llamado a que se ponga atención en el manejo de documentos por cobrar, con la finalidad de evitar que los adeudos se extiendan, porque no se tuvo registro de los pagos entregados a los acreedores.

Advirtió que los deudores deben asegurarse que por cada pago se le entregue un recibo o comprobante, y evitar firmar documentos en los que se vuelven a cobrar montos y generar cargas adicionales por intereses o gastos de cobranza que generan nuevos adeudos sobre el monto original.