Luis Homero Echeverría
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Al América se le tiene que vencer como sea y en cualquier situación.

Ya sea que tengan probabilidades o no de avanzar a la Liguilla, se juegue o no con titulares, los Pumas de la UNAM no dejarán pasar la ocasión de darle un golpe a uno de sus principales rival de cada torneo.

“Es un partido que no te puedes permitir jugarlo a medias. Por la rivalidad que hay con América es un partido que todos queremos jugar, es un partido que se juega a tope, tratando de sacar una victoria. Son Clásicos, son de mucha intensidad, son partidos que nosotros como jugadores, y la afición, lo disfrutamos mucho”, afirmó Eduardo Herrera.

“También a esas alturas sabremos si tenemos posibilidad o no de avanzar a la Liguilla con una victoria y estamos a la disposición, creo que hay tiempo suficiente para recuperarnos para el partido, pero dependerá mucho del resultado y lo que decida el cuerpo técnico”.

Los auriazules requieren que el sábado Cruz Azul empate con Tigres y el domingo ellos imponerse a las Águilas para meterse a la Liguilla.

El atacante felino aceptó que no es grato el llegar a la última jornada de la Liga y no tener certeza de una clasificación.

“No es lo ideal, no es lo que queríamos a estas instancias, si bien ha sido un semestre complicado, el llevar los dos torneos, los viajes, pero todavía tenemos esa posibilidad, no depende totalmente de nosotros, pero nos aferramos hasta la última posibilidad a buscarlo”, dijo.

Aclaró que aún no es tiempo de hablar de un fracaso en el torneo liguero.

Los Pumas volvieron a los entrenamientos tras la victoria sobre el Deportivo Táchira que arrojó su pase a los Cuartos de Final en la Libertadores.

Está en estudio la probabilidad de modificar el partido del próximo domingo ante América en virtud de la mala calidad del aire en la Ciudad de México, y en dado caso se movería el duelo a las 18:00 horas.