Lo que esperan los ciudadanos es que las campañas, la jornada electoral del 5 de junio y lo que venga después sea de acatamiento a la ley de partidos y candidatos, y sobre todo, que si el resultado no les favorece sepan reconocerlo en una muestra de civilidad, respeto y compromiso consigo mismo.

Es un deseo que se registra al principio de la actividad comicial y que con el paso de las semanas se diluye, como puede ocurrir esta vez, al observarse visos de que ya se utilizan las viejas tácticas de denunciar ante los medios como una acción de amedrentamiento y autoprotegerse para lo que pueda venir, y si no surte efecto entonces recurrir a los tribunales, con lo cual el vencedor se llevará un “no me olvides”.

Aunque la victimización ya no atrae la conmiseración de los electores, es una herramienta que se esgrime, como lo demuestra Paulo Martínez, presidente estatal de Acción Nacional, que sin aportar un solo elemento de prueba acusó a “actores externos” de haber colocado una corona fúnebre en el domicilio de la precandidata a la alcaldía, Alma Hilda Medina.

En iguales términos se refirió a los espectaculares que aparecieron con la leyenda “Di no a los moches” y sin considerar que podría ser “fuego amigo” no tuvo empacho en señalar que es alguien que está preocupado por la solidez del blanquiazul rumbo a las elecciones del 5 de junio.

A pesar de los ataques “externos”, el dirigente panista sostiene que “esto no nos va a detener, no nos va a intimidar, nos vamos a consolidar más para ganar la gubernatura y conservar la alcaldía de la capital” y utilizando el estribillo de su líder nacional Ricardo Anaya, pide a sus compañeros que “no tengamos miedo”.

En ningún momento menciona una investigación interna para deslindar responsabilidades entre la militancia, por lo que sin pensarlo dos veces acusó a fuerzas extrañas de estar involucradas en esos hechos, que mientras no se haga la acusación ante la autoridad y se investigue su procedencia todo se reduce a chisme de lavadero.

Lo anterior forma parte de una operación que tiene en marcha Acción Nacional y que incluye la denuncia ante la Sala Administrativa Electoral (SAE) en contra de la coalición del PRI, Panal, Verde Ecologista y PT, por presuntas ilegalidades en su formación, con la esperanza que se deshaga y le reditúe beneficio a la hora que el pueblo emita su voto.

Más le debería preocupar a Martínez la ausencia de operadores políticos, lo que ha provocado que el partido tenga que llegar el domingo próximo en medio de una confrontación entre las dos candidatas a la alcaldía de Aguascalientes. Por ser el segundo puesto político-administrativo más importante del estado ya debería estar concluido, pero se ha dejado ir hasta el final, que a pesar de ello no se espera una desbandada pero sí demasiadas heridas y sin tiempo para la “operación cicatriz”.

Otro hecho que se ha descuidado es la reiteración que hacen los allegados al alcalde Juan Antonio Martín del Campo, que según las encuestas que tienen en su poder estaba mejor posesionado y él debió ser el candidato a la gubernatura, lo que deja en el aire cuántos de ellos se integrarán de lleno a la campaña de Martín Orozco y por otra parte, no obstante que militantes de la vieja guardia le han patentizado su apoyo al senador con licencia, hasta la fecha no lo han hecho los “cuatro fantásticos”, que andan por ahí apoyando a “su” gente, pero sin hacer un alto ante el abanderado principal.

Son cuestiones que dicen mucho y es lo que verdaderamente debería dominar la atención del comité estatal. Dedicarle más tiempo a lo que hacen los de enfrente es descuidar flancos que cuando se pretendan cubrir será demasiado tarde.

Lo detallado puede ser un aviso que sobre la marcha se llevará por la vía judicial lo que es eminentemente político, sin importar el daño que pueda causar al proceso electivo. Más allá de buscar justicia se pretenderá encontrar justificación por si las cosas no salen como están planeadas.

El verdadero estratega primero fortalece sus filas y después se dedica a escudriñar al adversario. De poco le sirve conocer las debilidades del otro si no tiene afianzado lo propio, como tampoco puede fincar su victoria en base a flaquezas o descuidos del antagonista.

SITUACIÓN INJUSTA

Como es normal cuando hay recortes en el presupuesto público, se eliminan o aplazan programas y gastos, pero lo que nunca debería de ocurrir es dejar cesante a una parte del personal al ser el hilo más delgado de la cadena administrativa.

Bastará con ponerse en los zapatos de quienes quedan fuera de un día para otro, derrumbándose su mundo económico que tenía como centro el salario con el que le daban vida a la familia, a los hijos que estudian en diversos niveles, o de aquellos que por su edad difícilmente encontrarán acomodo, por lo que su futuro se vuelve nebuloso al saber que el finiquito les alcanzará para dos o tres meses.

Es el calvario en que metieron a cerca de 20 trabajadores de Aguascalientes, dados de baja de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), entre ellos a quienes tenían más de 25 años de servicios, pero más grave aún es que no se les tomó en cuenta esa antigüedad para acceder al retiro voluntario y la jubilación, como ha sido práctica común en las dependencias que han pasado por este procedimiento.

Hay quien dice que el desesperado a todas va y es así que ya aparecieron los protectores, uno de ellos que ejerce como diputado federal, quien ha prometido llevar el problema al Congreso de la Unión, lo que no pasará de proponer un punto de acuerdo para que la SCT informe del porqué se dieron los despidos y pedir que en lo posible se reconsidere la medida, sin embargo de llegar a suceder tendría que ser a nivel nacional puesto que en todas las delegaciones se ordenó acortar la nómina, pero que al ofrecido le servirá para sacar raja política.

Lo que pueden hacer quienes tenían 15 años o más de servicios es promover un juicio de amparo para que se les reconozca el derecho de recibir una pensión parcial o total, según sea el caso, fundamentándolo en los ex trabajadores de otras Secretarías de Estado y direcciones generales donde se llevaron acciones de esa naturaleza. Los que estaban con menos de 15 años no tienen otra opción que aceptar el pago por terminación de la relación laboral. Algo que debe quedar claro es que los derechos laborales son irrenunciables, por lo que aún cuando los trabajadores de la SCT hayan firmado un documento para renunciar a una reclamación, carece de valor legal si vulnera o reduce cualquier posibilidad de recurrir a los tribunales.

CERO MUERTES DOLOSAS

Es tal la costumbre de darle vuelo a todo aquello que es negativo que cuando hay una noticia positiva no se admite o se le da mínima atención, lo que provoca que la sociedad tenga una percepción distinta de lo que realmente ocurre. El Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) dio a conocer que de los 32 estados de la República, Aguascalientes fue el único que tuvo cero homicidios dolosos durante el mes de enero, mientras que en Yucatán fueron dos, Nayarit cuatro, Tlaxcala y Durango seis cada uno, para ser los que tuvieron menos asuntos, en cambio la mayor incidencia estuvo en el Estado de México, que resintió 179, Guerrero 166, Baja California 86, Veracruz 80.y Jalisco 78. El total de homicidios dolosos en el primer mes del año fueron 1,427 y valga machacarlo, ninguno en esta en entidad. Cabe destacar que delito doloso es aquel que tiene como fin hacer daño y delito culposo es el que no existe el dolo o el propósito de afectar.