José de Jesús López de Lara

Instantánea muerte sufrió una joven estudiante de la UAA, luego de ser brutalmente atropellada por un automóvil que circulaba a exceso de velocidad y cuyo conductor se pasó la luz roja del semáforo, para después escapar cobardemente.
La víctima mortal de este atropello fue la joven Giovanna Tapia Dueñas, de 20 años.
Los trágicos hechos se registraron aproximadamente a las 06:20 de la mañana, en avenida Aguascalientes Sur y cruce con avenida Mariano Hidalgo, en el fraccionamiento Morelos I.
Hasta ese lugar llegaron varias patrullas de la Policía Preventiva y Policía Estatal, una ambulancia del ISSEA, agentes del Grupo Homicidios de la PME, personal de la Dirección de Investigación Pericial y el agente del MP de Hospitales.
El cadáver de la jovencita quedó tirado boca abajo, en los carriles centrales de la avenida Aguascalientes Sur, en dirección de poniente a oriente.
De acuerdo con las investigaciones realizadas en el lugar de los hechos por parte de la Fiscalía General del Estado, la jovencita Giovanna Tapia Dueñas se dirigía a la parada del camión urbano, a fin de trasladarse a estudiar a la UAA.
Al llegar al cruce de avenida Mariano Hidalgo y avenida Aguascalientes Sur, pretendió cruzar esta última arteria en dirección de sur a norte.
Al percatarse que el semáforo ubicado en dicho crucero cambiaba a luz roja y los vehículos que se desplazaban en dirección de poniente a oriente detenían la marcha, la joven comenzó a caminar confiadamente para cruzar la avenida Aguascalientes.
Sin embargo, jamás se dio cuenta que un automóvil en color gris, que se desplazaba a exceso de velocidad, se pasó la luz roja del semáforo y la atropelló de manera brutal, provocándole la muerte instantánea.
Tras el atropello, el cobarde conductor ni siquiera hizo el intento de detener la marcha y se dio a la fuga en la misma dirección que llevaba.
Cabe destacar, que en esos momentos pasaba un comandante de Tránsito Municipal a bordo de su motocicleta y quien se dirigía a iniciar sus labores al edificio del Complejo de la SSPM.
Sin embargo, en lugar de perseguir al automovilista que se daba a la fuga, decidió proteger el cuerpo de la jovencita para evitar que le pasaran por encima otros vehículos, al tiempo que reportaba el accidente a sus compañeros.
Aunque policías viales y policías preventivos implementaron un despliegue por toda la zona oriente y sur de la ciudad, no fue posible ubicar el coche que atropelló y mató a la joven estudiante universitaria.
Sin embargo, en la escena del accidente quedaron tirados fragmentos automotrices que fueron asegurados por peritos de la Dirección de Investigación Pericial, a fin de tratar de identificar marca y modelo del coche, para poder dar con el paradero del conductor.