Un jovencito que sufre de Síndrome de Down provocó un incendio en su casa y a punto estuvo de matar a su familia.
La oportuna intervención de los vecinos y policías preventivos que acudieron al lugar, lograron rescatar a salvo a todas las personas que estaban en el interior de la vivienda.
Fue aproximadamente a las 08:50 de la mañana del sábado, cuando vecinos de la calle San Pedro, en el fraccionamiento Ojocaliente III, reportaron a los servicios de emergencia 066 que se registraba un incendio en una casa y había gente atrapada.
De inmediato se dirigieron al lugar de los hechos varias patrullas de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal, así como Bomberos Municipales.
Instantes después llegaron policías preventivos en las unidades 0102-B1, 0615-B1 y 0612-B1, quienes confirmaron que se registraba un incendio en la casa marcada con el número 322 de la calle San Pedro.
Para esos momentos, el fuego ya se encontraba sin control y amenazaba con extenderse hacia una tienda de abarrotes que está aledaña a la vivienda siniestrada.
El propietario de la tienda de abarrotes de inmediato tomó una escalera y se dirigió a la casa donde se registraba el incendio y subió a la azotea, para ingresar por la parte posterior.
Mientras tanto, los policías preventivos trataban de derribar la puerta principal para poder ingresar, pero al no lograrlo también decidieron ingresar a la vivienda por la azotea.
Ya en el interior, el vecino encontró un juego de llaves que entregó a los policías preventivos, los cuales lograron abrir la puerta de una habitación, donde se encontraban dos adultos durmiendo y un adolescente de 14 años que padece Síndrome de Down.
De inmediato, tanto los policías preventivos como el vecino lograron rescatar ilesas a las tres personas, salvándolas de una muerte segura ya que para esos momentos la casa estaba completamente envuelta en llamas.
Momentos después llegaron Bomberos Municipales en la unidad BOM-16, quienes lograron sofocar el incendio que se originó en un colchón. Se determinó que el fuego fue provocado por el adolescente de 14 años, quien padece de Síndrome de Down.
Cabe destacar, que una mujer oficial de la Policía Preventiva le prestó su chamarra al jovencito para cubrirlo.
Al lugar de los hechos llegó una ambulancia de Bomberos Municipales, cuyos paramédicos atendieron a las víctimas sin que se requiriera su traslado a algún nosocomio.