Por FRANCISCO VARGAS M.

Una oreja por demás meritoria fue la que cortó el matador Joselito Adame, en lo que fue la tercera Corrida de la Feria del Pilar de Zaragoza, tras una faena cerebral que le hizo al primer toro de su lote, siendo éste el único apéndice otorgado en este festejo; en el cual a su segundo, el diestro aguascalentense le realizó un importante trasteo, perdiendo trofeo por fallar con el acero.

Ante una gran entrada en la Plaza de Toros de “La Misericordia” se jugaron toros de la ganadería de Fuente Ymbro, que no presentaron complicaciones.

Joselito Adame a su primer toro con gran trapío, estuvo breve con capa ante las pocas opciones que tuvo. Inició su faena de muleta en los terrenos de adentro destacando dos pases de trincherillas. Continuó toreando por el lado derecho con la figura erguida, donde consintió al burel pese a que este soltaba la cara, hilvanando series con ligazón que hizo que conectara con el tendido. Cerró con ajustadas manoletinas, haciendo la suerte suprema recibiendo para ser premiado con una oreja.

Con el segundo de su lote, Joselito lo recibió con verónicas jugando los brazos rematando con mediapinturera. Con estatuarios comenzó su labor muleteril, prosiguiendo con derechazos con mucha suavidad y pulso; siguiendo con más encajado, mostrando Adame su oficio y solvente técnica por ambos pitones. Lamentablemente se puso pesado con la espada, siendo reconfortado con una fuerte ovación que agradeció en el tercio.

Iván Fandiño escuchó ovación en cada uno de su lote; como en el que mató por Javier Jiménez.

Por su parte Javier Jiménez resultó herido tras entrar a matar a su primero. El banderillero Rafael Limón también recibió una cornada tras ser arrollado por el quinto del festejo, mientras salía de banderillear Fernando Sánchez.