Arcelia Maya
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 3-Abr .- En misa en la Catedral, el Cardenal Norberto Rivera afirmó que Jesús no justifica a asesinos, secuestradores y narcotraficantes.
“Al igual que en el caso de Judas Iscariote, (Jesús) no justifica a los victimarios, a los asesinos y secuestradores, a quienes trafican con las sustancias de la muerte y a quienes incumplen su encomienda de velar por el bien común”, dijo el religioso.
En la homilía del segundo domingo de Pascua, expuso que el hijo de Dios está al lado de las víctimas de la violencia.
“Él (Jesús) sabe muy bien del sufrimiento de tantos que, en nuestra patria y en el mundo, son víctimas del terrorismo fanático, de las extorsiones y secuestros, de las esclavitudes que provocan las drogas”, aseguró.
Ante los fieles, urgió a implementar acciones e iniciativas para combatir el hambre y desnutrición, así como dar atención a las necesidades de indigentes y migrantes.
“Siguen haciendo falta servicios de salud dignos, de calidad y oportunos, con mirada integral para no ser ciegos ante tanta dolencia”, enfatizó.
En las cárceles, agregó, agonizan injustamente presos que no contaron con una buena defensa por ser pobres.
“Hoy más que nunca los perseguidores de Cristo ahí se hacen presentes”, criticó.

Afirman que corrupción destruye
En la editorial del semanario Desde la Fe, la Arquidiócesis de México público que la corrupción es humedad que carcome las paredes de la democracia.
“Corrupción es el taxímetro alterado para elevar las tarifas, corrupción es disponer, al antojo, de helicópteros estatales para traslado exclusivo de artistas e invitados especiales, corrupción es solapar a juniors amparados por padres poderosos e influyentes”, se expresó en el escrito.
La corrupción es poner toda la maquinaria política a favor de un candidato en las próximas elecciones, consideró el editorial, además de apoyar la iniciativa ciudadana Ley3de3, la la que se sumaron la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) y la Arquidiócesis de México.