Ivonne Araceli Ortega Pacheco reiteró su intención de aparecer en la boleta electoral por la candidatura a la presidencia de la República en las elecciones del 2018, en visita a la Dirección de El Heraldo, dentro de la gira de respaldo a la candidata a la gubernatura, Lorena Martínez Rodríguez.

La historia de Ivonne Ortega tiene que ver en su incursión casual en la política por la necesidad de que se construyera una obra de drenaje afuera del mercado donde era proveedora.

Incursión que tuvo origen pero hasta la fecha no tiene tope ni límite pues su carrera ha sido en constante ascenso, se describe persistente, trabajadora, honrada entre otras fortalezas que han servido de escalón para alcanzar sus metas, diputada local, presidenta municipal, senadora de la República, gobernadora de Yucatán, secretaria general de su partido el PRI y actualmente diputada federal a sus 43 años de edad y lo que falta, agregaría.

“Si una mujer puede administrar la casa, claro que puede administrar un estado y un país, dijo, donde la obtención de espacios para las mujeres se debe basar en capacidades y no cuotas de género, aunque es adecuado que sea la ley la que establezca las condiciones que obliguen a garantizar su derecho a participar”, resaltó.

Destacó que a lo largo de su paso por la administración pública y cargos de representación popular en el estado de Yucatán, buscó gobernar viendo en los rostros las necesidades de la gente, por encima de cifras o estadísticas frías, haciendo, adicionalmente empatía con los ciudadanos.

Ortega Pacheco reconoció que su crecimiento político ha sido a contracorriente, desde que logró contender como diputada local pese a que uno de sus parientes de experiencia política se oponía a que participara en política, quien la encerró para que no se registrara, pero logró escaparse, se registró y ganó.

“Crecí en la oposición, eso te forma y te forma muy bien. Cuando gané la diputación local se perdió el estado, pasé a la gubernatura como oposición con Gobierno Federal del PAN (…) cuando fui candidata, los hombres de mi partido se fueron a otros partidos y con el apoyo de la gente gané”.

Ivonne Ortega señaló que su vida ha sido difícil pero positiva y rica en experiencias, por la persistencia en sus metas y objetivos; señaló que la única forma para que un gobernante se mantenga cerca de las necesidades de sus ciudadanos, es el contacto directo, porque se convierten en auditores de su administración y de sus funcionarios.

Consideró que su ventaja frente a Margarita Zavala, en caso de que llegaran a contender en un escenario deseable para que sea su contrincante como un hecho inédito, en el que haya dos mujeres en la boleta, es la diferencia en su origen de lucha que comparte con miles de mexicanos. Respecto a Margarita Zavala reconoció capacidad y liderazgo.

Se dijo una mujer sensible en la que los grandes hombres de su vida han sido su abuelo, su padre y su hijo Álvaro Humberto. A propósito de lo anterior editó el libro “En el viejo sillón”, que relata la superación y el trayecto político desde que dejó el hogar paterno a los siete años para vivir con su abuelo.

De Lorena Martínez a quien vino a apoyar, aseguró que va a ganar la elección por el proyecto de gobierno que tiene y que de ganar también la elección la candidata priista de Puebla al mismo cargo, sería la primera vez en este País que gobernaran al mismo tiempo tres mujeres.