Omar Suárez Aguilar y Érika Cortés de Suárez cumplieron con su responsabilidad de padres al acercar a su hija Isabella a Dios, mediante el sacramento del bautismo.
La ceremonia se llevó a cabo en la parroquia Nuestra Señora de los Bosques, donde Isabella estuvo acompañada de sus padrinos: Gregorio Cortés y Noemí Cortés, quienes agradecieron a Dios por haber sido elegidos para ser testigos de este evento tan importante en la vida de su nueva ahijada.
Momentos antes de que el sacerdote oficiante otorgara el sacramento del bautismo a Isabella, dirigió emotivo mensaje a los feligreses, a través del cual los invitó a permanecer unidos a Dios, mediante los sacramentos. Aseguró también que Isabella sería liberada del pecado original, gozando de la vida eterna cuando, al final de sus días, Dios la llame al reino de los cielos.
Posteriormente, felicitó a sus papás y padrinos por ser guía de fe para esta bebita, quien deberá tomar su ejemplo en el amor incondicional al Creador, por lo cual los invitó a permanecer unidos y guiarla por el buen camino, a lo largo de su existencia.
Al final, los bendijo no sin antes augurar a Isabella, una vida colmada de plenitud y hermosos momentos.