Héctor Eduardo Anaya Pérez

“No se puede escapar de la responsabilidad del mañana evadiéndola hoy.”

Abraham Lincoln

Hace algunos meses ya, el Gobernador del Estado de México, Eruviel Ávila Villegas, realizó un sorpresivo anuncio que fue noticia en el ámbito nacional, bajo el argumento de que la basura era causa de la contaminación ambiental, ordenó cerrar las puertas del relleno sanitario al gobierno de la Ciudad de México que diariamente depositaba hasta aquel entonces 8000 toneladas de residuos sólidos urbanos. Y es cierto, la descomposición anaeróbica de la basura genera gases de efecto invernadero, entre ellos el metano, que de no ser manejados adecuadamente se desaprovechan para generar energía y se convierten en un grave problema medioambiental. Sin embargo, el gobierno del Estado de Morelos se ofreció a recibir lo que el vecino dejó de recibirle a la gran metrópoli.

Sin una política seria de gestión de residuos sólidos urbanos, sin contar con una estrategia para disminuir la generación de basura, pareciera que el comportamiento de algunas ciudades es así, generan residuos sólidos urbanos sin importarles los graves impactos que provocan al medio ambiente, los altos costos financieros que se derivan de ello y encima de ello no pagan lo correspondiente por la gestión de estos residuos.

El Municipio de Aguascalientes opera el Relleno Sanitario San Nicolás, actualmente recibe diariamente 1000 toneladas de residuos sólidos urbanos que generan todos los municipios del Estado de Aguascalientes. Pues aquí sucede algo similar, o peor aún a lo narrado anteriormente, el Ayuntamiento de Rincón de Romos adeuda al Ayuntamiento de Aguascalientes desde el mes de Octubre de 2008 hasta el mes de Junio del año en curso la cantidad de $9,199,914.00 por concepto del pago del derecho del uso del relleno sanitario; sí, leyó usted bien. Es preciso aclarar, que el Ayuntamiento de Aguascalientes no tiene responsabilidad legal alguna ni posibilidad financiera de subsidiar el monto ya referido. Según la Ley de Ingresos del Municipio de Aguascalientes para el Ejercicio Fiscal 2016, por el uso del relleno sanitario para el confinamiento de residuos, los Municipios del Estado pagarán una cuota de $104.00 por tonelada, usted se preguntará ¿a qué obedece este costo? El Municipio de Aguascalientes realiza periódicamente inversiones millonarias para ampliar el Relleno Sanitario San Nicolás, eroga millones de pesos en su operación, además de cubrir certificaciones de gestión ambiental que lo han mantenido al día de hoy como modelo.

Tengamos presente que la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos en su Artículo 115 Fracción III establece que los Municipios tendrán a su cargo entre otras muy importantes las funciones y servicios públicos siguientes: limpia, recolección, traslado, tratamiento y disposición final de residuos. Por tanto, este servicio público se convierte en básico, en indispensable, no puede ningún Ayuntamiento excusarse de asegurar su prestación.

Además, la Ley de Salud Pública del Estado de Aguascalientes en su Artículo 184 menciona que se entiende por Servicio de Limpieza Pública la recolección, manejo, disposición y tratamiento de residuos sólidos, a cargo de los Ayuntamientos, los que estarán obligados a prestar este servicio de una manera regular y eficiente. Por ende, cabe mencionar que un problema de esta magnitud eventualmente representaría un riesgo sanitario para la población.

Seguramente el ciudadano deberá preguntarse ¿Cómo pueden estos problemas adquirir tal dimensión?

Aquí la respuesta, se omite irresponsablemente lo que mandata la Ley de Presupuesto, Gasto Público y Responsabilidad Hacendaria del Estado de Aguascalientes y sus Municipios, de conformidad con su Artículo 7 establece que el proceso de programación y presupuestación tiene como finalidad orientar el gasto público hacia los objetivos, metas y estrategias, contenidos en los planes de desarrollo y los programas correspondientes de cada Municipio. Así pues, el gasto público se orienta a otros rubros, sin resolver para lo que constitucionalmente están obligados y fueron creados los Municipios. En resumen, los ingresos que obtienen los entes de gobierno, responsablemente deben de ser destinados a solventar los gastos que generan los servicios básicos, aquéllos de los cuales el ciudadano no puede ni debe prescindir, como lo es la disposición final de los residuos sólidos urbanos.

Cuando los representantes populares y los gobernantes en turno inician sus funciones, protestan cumplir y hacer cumplir las leyes. Hoy los ciudadanos debemos de examinar muy bien que candidatos conocen las leyes y quienes conociéndolas están dispuestos a cumplirlas.

¿Esto es sostenible en términos financieros y medio ambientales? Por supuesto que no. ¿Quiénes pierden? Todos los ciudadanos, porque los ecosistemas no reconocen fronteras, lo que hagamos o dejemos de hacer unos repercute en otros.

El gobierno del Estado de Morelos está recibiendo la basura de la Ciudad de México, ¿A Rincón de Romos quién se la recibirá?