Gerardo Romo 
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 28-Sep .- El ex canciller Jorge Castañeda advirtió que ante la debacle del PRI y el descrédito del Presidente Enrique Peña Nieto, al que calificó como el peor en la historia, Margarita Zavala será la candidata del PRI-PAN en el 2018.
“Margarita quiere emular a Hillary Clinton, los Calderón hicieron un pacto con Peña Nieto para hacer el borrón y cuenta nueva en este sexenio a cambio de que ellos sacrificaran a Josefina Vázquez Mota en el 2012.
“Y ahora Peña sacrificará al candidato del PRI para que pase Margarita, sin duda que ese escenario es perfectamente factible”, señaló Castañeda.
Sin embargo el ex canciller anticipó que esa fórmula no le funcionará a priistas ni panistas.
“Esa estrategia no funcionará debido a que los Calderón, con Margarita, no pueden llamar a un voto anti sistémico porque ellos son parte de él y vivieron en Los Pinos, esa jugada no les funcionará (…) el encabronamiento social es muy grande”, dijo.
El ex canciller se pronunció también a favor de que, desde la sociedad civil y con apoyo de la comunidad internacional, el País impulse la creación de una Comisión de la Verdad que, dijo, investigue y castigue las violaciones a los derechos humanos y la corrupción que se vivieron en los sexenios de Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto.
Para el 2018, explicó Jorge Castañeda, las condiciones están dadas para que se impulse una candidatura independiente a la Presidencia, a pesar de las disparidades a las que se enfrentará con los partidos políticos.
“Espero que para el 2018 sólo sea un candidato independiente que vaya a convencer al 60 por ciento de electores que no creen en los partidos, aunque estarán en una desventaja brutal, pues la candidatura presidencial por partido estará arriba de los mil millones de pesos, para atacar la disparidad, el independiente deberá hacer uso de redes sociales y tener apoyo de los medios”, señaló.
Además, explicó que el País necesita una Comisión de la Verdad independiente con apoyo internacional y con más recursos que el GEI,para que, según dijo, investigue y castigue los casos que se presentaron en los últimos tres sexenios.
“Necesitamos un modelo diferente, por ejemplo para el 2017, el Sistema Nacional Anticorrupción no tendrá más presupuesto y al final vendrá a sustituir a la PGR a la que sólo le van a cambiar el logo por una placa de bronce o de latón siendo lo mismo”, dijo.