José de Jesús López de Lara

Un sujeto se encuentra bajo investigación en la FGE, luego de que el pasado jueves fue capturado por policías preventivos en las inmediaciones del Centro Deportivo Ferrocarrilero.
Se investiga si el sospechoso es el peligroso delincuente que se dedica a cometer asaltos en esa zona y que posteriormente escapa en bicicleta.
Quien ya se encuentra bajo custodia de agentes del Grupo Anti-Asaltos de la OME, es un individuo identificado como Julio César, de 26 años.
Fue el pasado jueves aproximadamente a las 12:30 del día, cuando policías preventivos del Grupo de Reacción realizaban un recorrido de vigilancia por la avenida Gómez Morín, a la altura de la colonia Gremial.
Al llegar al cruce con la avenida Alameda, justo frente al Centro Deportivo Ferrocarrilero, los policías preventivos detectaron que sobre el corredor de Alameda, se encontraba un sujeto a bordo de una bicicleta, mismo que recorría la zona en actitud sospechosa.
Cuando los agentes del Grupo de Reacción de la SSPM trataron de interceptarlo para someterlo a una revisión de rutina, el sospechoso de inmediato se dio a la fuga sobre la misma avenida Gómez Morín en dirección al norte.
Debido a que el sospechoso escapó en sentido contrario a la circulación en que iba la patrulla de la SSPM, inicialmente los policías preventivos lo perdieron de vista.
Sin embargo, se implementó un despliegue policiaco con apoyo de más unidades policiacas y momentos después lograron detectarlo sobre la misma avenida Gómez Morín y cruce con avenida Convención Norte.
El delincuente, que fue identificado como Julio César, opuso en todo momento resistencia al arresto, e incluso sacó de entre sus ropas una navaja con la cual trató de agredir a los policías preventivos.
Al final, dicho individuo fue sometido y esposado, aunque en su último intento por evitar que se lo llevaran detenido, trató de sobornar a los policías preventivos ofreciéndoles 1,100 pesos en efectivo que llevaba consigo.
Los policías preventivos recogieron el dinero, pero aún así procedieron al arresto de Julio César, quien fue trasladado al edificio de la Dirección de Investigación del Delito, donde quedó a disposición del agente del Ministerio Público acusado del delito de cohecho.
Sin embargo, el detenido quedó bajo custodia de agentes del Grupo Anti-Asaltos de la PME, quienes lo investigan por estar relacionado con una serie de asaltos registrados en la zona de avenida Gómez Morín y avenida Alameda, donde sus víctimas son principalmente estudiantes o mujeres, a quienes despoja de dinero en efectivo y teléfonos celulares.
El delincuente amagaba a sus víctimas con una navaja y posteriormente escapaba en una bicicleta.
Incluso, algunas de las víctimas señalaron que el sujeto que los había asaltado tenía el tatuaje de una mujer en un brazo.
Dicho tatuaje le fue detectado a Julio César, por personal de la Dirección de Investigación Pericial.