Alberto Acosta
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 20-Jul.- Bomberos, socorristas, ajustadores de seguros… y más de 24 horas de labores no fueron suficientes para rescatar decenas de autos atrapados en el estacionamiento de un edificio corporativo en Bosques de las Lomas.
La tromba que el lunes colapsó el Poniente de la Ciudad inundó la calle Radiatas, donde no funcionó el cárcamo del edificio con 20 oficinas y el agua se acumuló en los cuatro niveles subterráneos.
Ahí quedaron atrapados entre aguas negras diversos autos. Bomberos apoyados con bombas hidráulicas y un camión vactor batallaron para desfogar el líquido.
A las 20:30 horas habían despejado dos niveles y ubicado 26 vehículos dañados, entre ellos un BMW, un Mini Cooper, un Mercedes Benz, una camioneta Toyota y un par de Jeeps… no saben cuántos más hay en los dos pisos que seguían cubiertos por agua.
“Desde el lunes en la noche hemos estado trabajando 40 bomberos repartidos en varios turnos. Ahorita estamos 15 y esperamos que como a las 7 de la mañana (de hoy miércoles) ya hayamos acabado”, estimó Ángel Jauregui, Segundo Inspector Jefe de Estación de los Vulcanos.
Afuera del inmueble, trabajadores de una empresa de grúas esperaban la autorización para retirar los vehículos.
“Llegamos desde las 7 y media, sabíamos que estaba complicada la situación, pero no creímos que fuera a este grado. Tenemos que esperar para ir sacando los carros uno por uno”, refirió Fernando Ramírez, de Grúas Contadero.
El administrador del edificio de Radiatas 10, Raúl Rosas, aseguró que los seguros cubrirán todo.
“Parece que este edificio fue el más afectado de la calle; los vehículos sí sufrieron daños, aunque por fortuna no hubo lesionados.
“Llegaron todas las autoridades muy a tiempo, los dueños de los carros estaban preocupados pero tienen seguro, el edificio tiene seguro también y ya se pusieron de acuerdo las aseguradoras, sí se van a cubrir los daños”, dijo.