Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 1-Oct .- La basura ha desbordado a varias capitales estatales del País.En varios estados se han denunciado concesiones a modo, mala operación del servicio de recolección por falta de pago o de unidades y saturación de los rellenos sanitarios.
Chilpancingo está entre las localidades más afectadas.
De las 350 toneladas de basura que se generan a diario, al menos 100 se quedan tiradas en la calle debido a la falta de espacio en el relleno sanitario, así como de camiones recolectores.
En Querétaro, a unos meses de que arrancara un nuevo servicio de recolección, las calles de la ciudad –que por mucho tiempo se han presumido como limpias– han comenzado a verse sucias.
En abril, el Gobierno local otorgó la concesión del servicio a la empresa Red Ambiental, a la que pagará 17 millones de pesos al año por la recolección de desechos. Sin embargo, ciudadanos de varias comunidades reportan mal servicio.
Para el dirigente del sector popular del PRI, Francisco Pérez, el contrato que otorgó el Municipio tiene irregularidades, ya que debería obligar a la firma a dar el servicio en todo el Ayuntamiento, lo cual no se cumple.
En Oaxaca, las unidades recolectoras no tienen ni llantas para dar el servicio.
De 73 camiones disponibles, al menos 17 no operan por fallas mecánicas o falta de piezas. Además, los desechos de la ciudad y 28 municipios conurbados son depositados en un tiradero que ya superó su vida útil.
En Chetumal, Quintana Roo, esta semana estuvo suspendido el servicio por falta de pago a trabajadores de limpia.
En abril, la empresa Sistema Integral de Recolección (Sirec) dejó de prestar el servicio en Cuernavaca, por un adeudo de 80 millones de pesos.
Ese mes, la empresa Vigue Red Ambiental paró también labores de recolección en San Luis Potosí por una deuda acumulada de la Alcaldía de 90 millones.
A principios de año, el Ayuntamiento de Huixquilucan canceló la concesión a BioSistemas debido a que transfería 200 toneladas al día de basura, pero cobraba por 300.
Ante el recorte presupuestal y la problemática que enfrentan los municipios para la recolección de basura, la Semarnat propone aplicar un cobro por el servicio.
Mariana Boy Tamborrell, titular de la Dirección de Fomento Ambiental, Urbano y Turístico de la dependencia, explicó que el objetivo es generar recursos que se puedan invertir en rellenos sanitarios con capacidad de aprovechamiento de biogás y compensar el recorte presupuestal previsto para 2017.