José de Jesús López de Lara

Agonizante ingresó al Hospital Hidalgo, un hombre que fue encontrado tirado en un predio rústico ubicado en el poblado de El Zapato, perteneciente al municipio de Jesús María y el cual presentaba una impresionante herida cortante en el cuello.
Quien a punto estuvo de morir degollado y desangrado, es un hombre que actualmente se encuentra en calidad de desconocido.
Fue aproximadamente a las 07:00 horas, cuando un habitante del poblado de El Zapato, en el municipio de Jesús María, caminaba por un camino de terracería.
Al pasar por un predio rústico, encontró tirado a un hombre de entre 60 y 65 años, que vestía una camisa en color blanco, un pantalón de mezclilla en color azul, zapatos negros y un cinturón del mismo color.
Inicialmente presumió que se trataba de algún hombre alcoholizado, pero al pasar frente a dicha persona, descubrió que estaba tirado sobre un impresionante charco de sangre.
Debido a ello se asustó y dio parte a los servicios de emergencia.
La unidad 557 de la Policía Preventiva de Jesús María fue la primera en llegar al lugar de los hechos y los oficiales confirmaron que el desconocido aún estaba vivo.
Minutos después llegaron al lugar de los hechos varias patrullas de la Policía Estatal y la Policía Preventiva de Jesús María, así como la ambulancia ECO-337 del ISSEA del municipio de San Francisco de los Romo.
Los paramédicos descubrieron que la víctima presentaba una impresionante herida cortante en el cuello y estaba desangrándose.
De inmediato procedieron a controlarle la hemorragia y a estabilizarlo, siendo trasladado de urgencia a recibir atención médica al Hospital Hidalgo, donde ingresó en estado agónico.
El hombre que hasta anoche se debatía entre la vida y la muerte, no había sido identificado oficialmente, estableciéndose que se encontraba bajo los influjos de las bebidas alcohólicas.
Agentes del Grupo Exterior “Jesús María” de la PME, investigaban la manera en que fue herido, así como tratar de identificar a su agresor.