Rodolfo G. Zubieta
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 9-Nov .- Más allá de admirar a sus padres, quienes son sus mayores ídolos, Mario Bautista reconoce que le gustaría convertirse en un artista del nivel de Bruno Mars o Justin Timberlake: profesional, meticuloso con su arte y de talla internacional.
“Acabo de ver el concierto de Justin que está en Netflix, ¡y qué impresión! Lo perfecto que es ese artista, me impactó. Me dije: ‘esa es la meta’, de verdad quiero conocer todos los rubros, alcanzar ese nivel de perfección y rozar esa genialidad.
“Él se conoce tan bien, que hasta cuando lo capta una cámara sabe que debe bajar tantito el micrófono y mover la cabeza de tal forma para que no se le vea papada. Tiene un profesionalismo cañón, que te demuestra que siempre puedes ser mejor”, señaló Mario.
Para alcanzar ese sueño, de entrada, el joven de 20 años realizará su primer Auditorio Nacional este 16 de noviembre a las 20:30 horas. Ahí presentará su Tour Aquí Estoy 2016, con el cual espera recorrer todo México y Latinoamérica.
Para Bautista, este logro es el más importante de su carrera (de apenas dos años) y en lugar de dormirse en sus laureles, lo ve como un escalón más hacia un panorama mucho más exitoso y prometedor.
“Los obstáculos y los problemas hacen a una persona mejor. Los problemas los puedes solucionar madurando, con experiencia y pasando por situaciones similares, viendo hacia delante. Tenemos que ver los problemas como cosas que se pueden solucionar.
“Creo que debemos estar enfocados en cosas positivas, de las que estemos agradecidos y orgullosos, porque de lo contrario, nuestra energía será negativa y eso sólo atrae cosas malas”, puntualizó el cantante este miércoles en conferencia de prensa.