Aunque su nombre indica poco, El Reto de la Ballena Azul ha encendido las alarmas de padres de familia, psicólogos y expertos en redes y seguridad.
La dinámica, presuntamente originada en Rusia, se da entre jóvenes de grupos públicos o privados y consiste en que un usuario le impone tareas a otro durante 50 días.
Éstas van desde levantarse muy temprano, permanecer despiertos durante varios días, ver películas de horror, cortarse la piel con la figura de una ballena y, finalmente, hasta suicidarse. Un coordinador monitorea el cumplimiento de los retos, informan sitios como la BBC.
Una vez iniciado el “juego”, es difícil que los jóvenes se salgan de éste, ya que los administradores suelen amenazar con hacerle daño a sus familias o amigos al contar con información personal de las víctimas, aseguran algunas versiones.
Expertos recomiendan a los papás hablar con sus hijas e hijos sobre éste y otros tipos de contenidos en internet que pueden llevar a jóvenes de cierto perfil a autoagredirse.

CHICOS VULNERABLES
Cuando El Reto de la Ballena Azul llega al WhatsApp de los papás, la primera reacción es angustiarse.
Tal preocupación se recomienda trasladarla en acción y atención, sobre todo hacia los jóvenes que tengan antecedentes de autolesiones o estén en una situación emocional vulnerable, consideran especialistas.
“¿Quién podría ser vulnerable? Alguien que se aisla socialmente y que su único contacto con el mundo exterior es a través de redes sociales”, explica Guillermo Rocha González, coordinador de urgencias psicológicas de la Facultad de Psicología de la UANL.
“Alguien que está vulnerable por algún tipo de situación pueden encontrar con esto una forma de seguir lastimándose o lastimarse más”.
Para estos chicos, con antecedentes suicidas y exposición en redes, se aconseja buscar auxilio psicológico.

HABLEN DEL TEMA
Como papá o mamá, quizá El Reto de la Ballena Azul es nuevo para ti, pero es muy probable que tus hijos estén enterados de ese “juego” desde hace meses.
¿Es tarde para hablar de esto?… No, hablen ahora sobre el tema, recomiendan psicólogos.
“Es un tema que lo mejor es hablarlo”, dice Rocha González. “La recomendación es que se hable de esta situación y de cómo es un ejemplo de manipulación o mala influencia que puede poner en riesgo la vida”.
Esta comunicación con los hijos debe ser una tarea constante, considera María Josefina Cruz Costilla, psicóloga clínica infantil y directora del Instituto Sigmund Freud.
“Si no tenemos la confianza con ellos, no nos van a comunicar, no vamos a saber quiénes son sus amigos, en qué están participando y qué es lo que hacen”.

SUPERVISAR REDES
Para el especialista en comunicación Manuel Yarto, la clave paterna es vigilar de cerca la actividad de los hijos en internet.
“Es un problema muy cercano, si los papás supieran a qué páginas se meten sus hijos se desmayarían”, dijo. “Yo recomiendo a los papás que se pregunten, ¿debo respetarles su libertad y dejar que vean lo que quieran?, ¿o como padre tengo la obligación de controlar el uso que tienen de la tecnología?”.
Por ello, Yarto recomienda a los papás entender mejor cómo funcionan las redes sociales y aprender su uso correcto.
“Los padres muchas veces son menos aptos tecnológicamente que los hijos, y ahí hay una obligación de los padres y las escuelas de educar a los papás para que sean tan capaces como sus hijos en la tecnología”.
También se recomienda a los padres cuidar la información que se comparte sobre este reto, ya que existe a su alrededor muchas noticias falsas.

DETECTAR SEÑALES
Aislamiento, apatía, insomnio e irritabilidad son señales de alerta que los jóvenes dan cuando pasan por un mal momento.
“Hay que poner atención en estos indicadores que son repentinos porque son señales de alerta para acercarse y platicar con ellos”, comenta Rocha González.
Para esto también se recomienda crear redes de apoyo entre padres de familia, profesores y alumnos para detectar señales de alerta y trabajar en las emociones de los jóvenes.

¿Y LAS VÍCTIMAS?
Aunque periódicos y sitios web indican que hay cientos de casos de suicidios relacionados con El Reto de la Ballena Azul, poco se sabe del juego y de las supuestas víctimas.
En Rusia, país donde se dice el juego surgió, un artículo del diario ruso Novaya Gazeta reportó 80 suicidios recientes relacionados con grupos de páginas de Facebook y sitios web, informa la BBC.
Sin embargo, Rusia también es un país con una tasa de suicido tres veces por arriba del promedio mundial, según la UNICEF.
En México se relacionó con el reto el caso de una chica que el 27 de abril se lanzó de un segundo piso en una secundaria en Jalisco, sin embargo, la Fiscalía General del Estado lo desmintió.
A finales de abril, la Secretaría de Seguridad Pública de la Ciudad de México emitió una alerta sobre la existencia de este reto.