Luciendo radiante, arribó a la edad de las ilusiones Esmeralda Guadalupe Reyes. En agradecimiento a Dios por los dones recibidos desde su nacimiento, la joven acudió a la Parroquia del Sagrado Corazón de Jesús para protagonizar inolvidable acción de gracias.
Acompañada de su mamá, Anabel Reyes, así como de sus padrinos, José de Jesús Reyes Gómez y Yael López Olvera, la bella joven recibió el sacramento de la eucaristía en el recinto sagrado, donde el clérigo que presidió su celebración la colmó de bendiciones, pidiendo al Señor la proteja en esta nueva etapa que ahora comienza. Además, la invitó a corresponder al señor con buenos proyectos y siendo una mujer ejemplo para quienes la rodean.
Escoltada por sus chambelanes que portaron elegantemente el traje de charro, la quinceañera abandonó con un hermoso semblante el recinto sagrado, para disponerse a celebrar en el salón Gipsy este importante acontecimiento.
Sus familiares y amigos más allegados, compartieron con ella una maravillosa velada, llena de un sano ambiente con música y gran banquete que en su honor fue preparado, mismo que la señorita, con gran encanto les agradeció a sus invitados el regalo de su presencia.