El dirigente nacional de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), Gustavo de Hoyos Walther, pidió a los legisladores y autoridades hacendarias, crear un régimen fiscal intermedio que considere a las medianas empresas que exceden un poco el ingreso anual de 2 millones, pero que tampoco son las grandes trasnacionales con ingresos en decenas de millones de pesos.
Los esquemas tributarios actuales, no permiten encuadrar a un sector de medianas empresas cuyos ingresos no son multimillonarios, pero que son tratadas como tales, por ello, se pronunció por la revisión del esquema tributario para la creación de régimen intermedio.
La situación actual del régimen fiscal es de tal forma que, no satisface al gobierno con lo que recauda, y los contribuyentes tampoco están conformes con el marco tributario.
Ante ello, el sector empresarial en el país está trabajando en conjunto con las autoridades hacendarias para realizar cambios y ajustes en materia fiscal.
Necesitamos hacer una revisión base cero en el tema fiscal, y buscamos la creación de un régimen tributario intermedio en el que una buena parte de las empresas que no son pequeñas pero tampoco son las grandes compañías, tributen bajo esquemas especiales y diferenciados.
“No queremos pagar menos, que eso quede claro, pero sí necesitamos que las condiciones que existan sean más simples. Hoy lo que sucede es que es tan complicado pagar impuestos que, además del pago mismo, tenemos que pagar 4 ó 6 personas dedicadas exclusivamente al tema contable y fiscal, y esos costos son onerosos, por no contar con un régimen intermedio”, consideró el dirigente de los empresarios en el país.
Hoy, ser un contribuyente cumplido cuesta mucho. Vamos a trabajar para encontrar una alternativa. Queremos un régimen mucho más sencillo, que el Régimen General de Ley. Que ese se quede para las grandes corporaciones que pueden pagar muchos empleados asesores, y que los medianos tengan un régimen más sencillo, destacó.
Finalmente, consideró que existen las condiciones para generar un cambio en la reforma fiscal que de verdad incentive la generación de riqueza. Los tiempos legislativos están muy apretados, se está trabajando de forma intensa para generar esta propuesta que permita un mejor trato fiscal y que incentive la recaudación, ya que los empresarios de México “estamos convencidos de que hoy más que nunca el gobierno va a requerir recursos para atender el gasto, pero los podrá obtener en la medida en que se generen las adecuaciones necesarias”, destacó.