Mientras que el reparto de los recursos federales siga en manos de los políticos continuará viviéndose la injusta distribución, con estados que reciben demasiado y otros que se quedan en cero, ya que todo depende de los intereses que tenga y defienda cada grupo legislativo.

De lo anterior dio cuenta El Universal en su edición de ayer, al subrayar que el gobierno que encabezará Martín Orozco Sandoval no recibirá en 2017 un solo peso del Fondo para el Fortalecimiento de la Infraestructura Estatal y Municipal (Fortalece), aunque de manera particular se otorgó a Calvillo 22 millones de pesos, único ayuntamiento local favorecido.

Por una parte, el presidente Enrique Peña Nieto envía a la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión el proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación del próximo ciclo, lo que podría decirse que es la parte oficial, la que de acuerdo a un estudio técnico plantea qué le corresponde a cada entidad, pero luego entran en juego los legisladores, que antes de aprobar el paquete económico se encargan de conocer, analizar, debatir y si lo creen necesario modificar el documento, que fue en este caso, al cambiar cifras sin que se conozcan los criterios que utilizaron para ello, lo que permite considerar que fue conforme a lo que convenía a sus partidos y a lo que – políticamente hablando – vendrá  el año próximo y en 2018, en otras palabras, el grupo parlamentario que tuvo más saliva se engulló más presupuesto.

Por lo anterior, si hay que reclamar algo debe hacerse a los diputados federales de Aguascalientes, que no supieron defender los intereses del estado, porque aún cuando en número son superados por otros, con argumentos sólidos pudieron evitar el “zapato”.

La importancia del citado Fondo lo detalla la Secretaría de Hacienda y Crédito Público en los Lineamientos de Operación, al citar que tiene por objeto la generación de infraestructura, principalmente, pavimentación de calles y avenidas, alumbrado público, drenaje y alcantarillado, mantenimiento de vías; construcción, rehabilitación y remodelación de espacios educativos, artísticos y culturales; construcción, ampliación y mejoramiento de los espacios para la práctica del deporte, entre otras acciones de infraestructura urbana y social.

Aunque se disponga de recursos estatales, con lo que se podría ejecutar algunas de esas obras, el apoyo federal es de suma importancia y al no disponer del dinero sólo queda la opción de diferirlas para el siguiente año. El único camino podría ser que Hacienda destine una partida extra, pero se antoja difícil que suceda, en función de la restricción económica que habrá en 2017.

Al igual que Aguascalientes, Tlaxcala y Veracruz, que inician gobierno, fueron severamente castigados por los diputados, aunque algunos municipios si tendrán recursos; lo contrario fue con Oaxaca, Hidalgo y Puebla, que también estrenan gobernador, a los que se les entregará 177, 172 y 172 millones de pesos, respectivamente.

Los que se llevan la mayor tajada son: Estado de México, con 780 millones, Chiapas 206 millones, Guerrero 142 millones y Coahuila, 102 millones.

Otros, como Nayarit, recibirá 20 millones, Nuevo León, Tamaulipas y Chihuahua 18 millones, Zacatecas 10 millones y Durango 700 mil pesos. De la capital del país, a la delegación Cuauhtémoc le entregarán 90 millones, Benito Juárez 76 millones. Iztapalapa 64 millones, Venustiano Carranza 28 millones, Gustavo A. Madero 10 millones; Miguel Hidalgo 9 millones y Coyoacán e Iztacalco 8 millones.

Como no se aplican cuestiones técnicas para el reparto, todo se hace al estilo de la perinola, de manera que se deja que la política defina a quien se le da más o menos y a cual se le deja silbando en la loma.

PARADA EN LOS PINOS

El presidente Enrique Peña Nieto se comprometió con el gobernador electo Martín Orozco Sandoval, a que será receptivo de los planteamientos que tenga Aguascalientes y pueda acceder a un mayor desarrollo y oportunidades.

En la reunión protocolaria que tuvo lugar en la Residencia Oficial de Los Pinos, el mandatario nacional dialogó con el próximo gobernante, reiterándole la felicitación por el triunfo obtenido en las elecciones del pasado 5 de junio, al mismo tiempo confirmó el compromiso y la voluntad  del gobierno federal de apoyar las tareas y los programas que lleve a cabo la nueva administración.

En el comunicado emitido por la Presidencia, se destaca que Peña Nieto “también le manifestó su compromiso y disposición de fortalecer e impulsar el trabajo conjunto con la administración estatal  que permita un mayor desarrollo de Aguascalientes”.

Por su parte, Orozco Sandoval apuntó que “hay coincidencia en la importancia de que el gobierno de la República y el de Aguascalientes trabajen de manera coordinada para atender las necesidades de la población de la entidad”.

Aunque es una tradición que el titular del Poder Ejecutivo Federal reciba en la casa presidencial a los gobernadores electos, la importancia de este acto estriba en que su procedencia política es distinta y sin embargo, por obligación institucional deben funcionar coordinadamente, dándole vigencia al sistema federalista y republicano que rige al país.

De los 12 gobernadores electos el 5 de junio, unos pertenecen al PRI y otros al PAN, además de la alianza PAN-PRD, pero que más allá de la ideología que cada uno profese deben laborar vinculados con la Federación para el cumplimiento de los programas y acciones que se han propuesto en los próximos seis años.

Martín Orozco fue el décimo mandatario que estuvo en Los Pinos, por lo que sólo faltan los de Sinaloa y Puebla, que rendirán protesta el uno de enero y uno de febrero, correspondientemente, con lo que el Presidente habrá de trabajar en los dos años que le restan a su administración.

ENTREGA DE OBRAS

El éxito de una administración pública se caracteriza por las obras que construyó y el beneficio que aporten, algo de lo que debe estar consciente el gobernador José Carlos Lozano de la Torre, que a una semanas de entregar el mando del estado dedica su tiempo a supervisar e inaugurar los programas con lo que cierra el sexenio.

En el recorrido que hizo por varios puntos destacó que dentro de las últimas acciones hay obra social, cultural, vial y educativa, lo que significa una inversión de 184 millones de pesos y que viene a consolidar la transformación y el crecimiento integral de la entidad.

Entregará un Aguascalientes “moderno y de avanzada”, con la confianza de que cada una de las obras “cumplen anhelos y requerimientos largamente demandados por los ciudadanos”, afirmó el mandatario, al poner el ejemplo de la Sala de Conciertos de la Orquesta Sinfónica, con una instalación que vigoriza la reorientación del complejo ferrocarrilero y que cuenta con uno de los más grandes espacios  de expresión artística y cultural del país, con una capacidad de 730 espectadores.

Otro espacio que también se rescató es parte del predio que ocupó la desaparecida Villa Charra, al destinarse 30 millones de pesos en la construcción de un foro al aire libre, el parque canino y áreas deportivas.

También se inauguraron un jardín de niños, en el fraccionamiento Laureles, que se suma a los 35 construidos en este sexenio para beneficio de más de 30 mil niños y niñas, y una secundaria en el fraccionamiento Las Palmas, que es parte de los 140 plantes de este nivel inaugurados en la administración.

Lozano de la Torre mostró su satisfacción porque en su gobierno se logró la meta propuesta en diciembre de 2010: de tener un sistema educativo de avanzada, que incluso permite asegurar que la educación pública ha rebasado a la privada, al haber incluido nuevos métodos de enseñanza y tecnología de punta, lo que muy pocos estados han logrado.

BUSCAR COINCIDENCIAS

México y Estados Unidos son vecinos, socios y aliados, por lo que es necesario mantener esa relación en base a un respeto mutuo y un clima de confianza y de responsabilidad y cooperación, señaló el presidente Enrique Peña Nieto, al destacar la disposición que hay del gobierno mexicano en lograr alianzas con el próximo presidente estadounidense, Donald Trump.

En un mensaje a medios en la Residencia Oficial de Los Pinos, el mandatario informó que el miércoles pasado dialogó con el triunfador de la elección en EUA, con quien determinó reunirse en el período de transición, antes de que rinda protesta el 20 de enero, para delinear un nuevo capítulo de la relación bilateral.

Luego de que en la madrugada del miércoles se conoció el resultado de los comicios, en que Trump venció a la abanderada demócrata Hillary Clinton, Peña Nieto sostuvo reuniones con miembros de su gabinete y a temprana hora destacó en conferencia de prensa, que felicitó al presidente electo vía telefónica y del diálogo surgió que sus equipos entren en contacto para definir una agenda de trabajo en temas de interés común, como seguridad, cooperación y prosperidad.

Como Presidente, dijo, se “entregará en cuerpo y alma” a velar por los derechos, el bienestar y los intereses de los mexicanos, donde quiera que se encuentren y “mi mayor prioridad ha sido y seguirá siendo cuidar a México y proteger a los mexicanos”.

Resaltó que en su mensaje de victoria, Trump manifestó su intención de trabajar con todas las personas y todas las naciones, buscando coincidencias y no hostilidad, alianzas y no conflictos, “y México comparte esa visión”, por lo que se debe trabajar por una relación de confianza, de futuro compartido, “porque nuestros países son muy importantes el uno para el otro. México y Estados Unidos son aliados, socios y vecino. Cuando a México le va bien, a Estados Unidos también le va bien. Y cuando a Estados Unidos le va bien, a México le va bien”.

El caso del muro, que tanta controversia provocó en la campaña del país vecino, no fue abordado en la plática, es preferible mirar las fortalezas que sustentan a México, trabajándose en cuidar los fundamentos macroeconómicos y preservar el clima de estabilidad, reiteró EPN, teniéndose en cuenta que “México tiene fundamentos sólidos que vamos a seguir preservando, esto es lo importante, por eso los planes de ajuste que desde 2015 se vinieron anunciando a partir, fundamentalmente, de la caída de los precios del petróleo”.

Subrayó que es mucho lo que los mexicanos han logrado con el trabajo de las anteriores generaciones y que es mucho lo que aún tiene que forjar, “el nuestro es un país unido, valioso y valiente. Estoy seguro de que juntos, habremos de fortalecernos y aprovechar las oportunidades de esta nueva etapa en la relación con Estados Unidos”.

Por su parte, el secretario de Hacienda y Crédito Público, José Antonio Meade y el gobernador del Banco de México, Agustín Carstens, anunciaron medidas que permitirán enfrentar la situación que ha derivado de la elección de EUA.

“El gobierno y el Banco de México tomarán las medidas necesarias, de manera coordinada, con el objeto de mantener el funcionamiento adecuado de los mercados”, manifestó el titular de Hacienda.

Añadió que “en el corto plazo, las autoridades estarán especialmente vigilantes de la evolución de los mercados financieros”, por lo que se mantendrán pendientes para analizar el comportamiento de los mercados y tomar las decisiones necesarias para evitar movimientos erráticos del tipo de cambio que lleve a equilibrios indeseables.

Aunque instituciones, consultores y analistas financieros señalan que habrá menor crecimiento para la economía mexicana en la era Trump y que se entra en aguas inexploradas, el Secretario de Hacienda recalcó que “México está en una posición de fortaleza para enfrentar el nuevo entorno; goza de estabilidad macroeconómica que se ha logrado a través de muchos años de la aplicación de políticas fiscal y monetaria responsables, prudentes y oportunas, de un sistema financiero bien capitalizado, solvente y sin problemas de liquidez”.

Más allá de lo que manifiesten las autoridades y los estudiosos de la economía, lo importante para los mexicanos es no caer en el catastrofismo ni en excesiva confianza, todo en su justo nivel y si existen los recursos y las condiciones necesarias para atender cualquier eventualidad hay que aplicarlos, siempre pensando en el bien del país.

REALIDAD PRESENTE

El embajador de El Vaticano en México, Franco Coppola, señaló que todos los países tienen problemas, lo trascendental es reconocerlo y tratar de solucionarlos, por lo que si México es un país complejo con una gran diversidad, “lo importante es hacer frente, no cerrar los ojos, a veces se puede cerrar los ojos y no ver los problemas que hay, hay que verlos, examinarlos, escucharse”.

En este sentido, en su primer mensaje como nuncio apostólico, apuntó que el escenario de violencia que se registra “como cristianos es algo que provoca vergüenza, lo digo no como extranjero, como cristiano a una población cristiana, entonces, yo estoy dentro, no estoy fuera juzgando, digo que como cristianos nos da vergüenza, tenemos mucho que hacer sobre este tema”.

Expuso que durante la reunión con el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, abordaron los temas que “les preocupan y les ocupan”, como el de la violencia, lo que permitió ver la parte del gobierno cómo ve la situación religiosa, cómo ve “estos temas que nos ocupan, después veremos lo que podemos hacer”.

La principal misión que le encomendó el papa Francisco en el país, explicó, es propiciar el diálogo, aunque dejó en claro que no será mediador, porque México no lo necesita y tampoco trae una solución a otros asuntos, porque “no sería respetuoso”.

En lo que no tendría problema alguno es recibir a integrantes de la comunidad lésbico, gay, bisexual, transexual, trangénero, travesti e intersexual: “Yo no tengo ningún problema en recibir a todos, incluso a los representantes o personas que encabecen estos intereses. Escucho y aprendo de todos y también de ellos, yo puedo recibirlos pero no como mediador que va a escuchar uno para después escuchar a otro para encontrar solución, pero si ellos quieren, quiero ver, comprender mejor su posición, me interesa mucho”.

Puntualizó que debe estar en su lugar y “mi lugar, como nuncio, no es hacer de mediador, creo que México no es un país que necesite un mediador extranjero, normalmente en cada país es el gobierno el que tiene que ocuparse del bien común, del bien de todos, que tiene que hacer una mesa, escuchar a todos, dar la palabra a todos. Las autoridades tienen que hacer esto, sólo en los países fallidos se llama a alguien del extranjero para ser mediador, cuando no se reconoce a la autoridad, pero aquí no es el caso”.

En el primer mes en México, Franco Coppola ha recibido tres cartas de personas que se han quejado por temas de pederastia clerical, cuestión que calificó de “gravísimo”, lo que seguramente habrá otros y de algunos que no han sido resueltos, a pesar de los años que tiene la denuncia.

GANÓ EL CONSERVADURISMO

El matrimonio igualitario, definitivamente, queda fuera de la Constitución General de la República, al votar en contra de la iniciativa presidencial 19 diputados del PAN, PRI, Verde, PES y Panal y sólo ocho a favor del PRD, Morena y dos del PRI y una abstención de MC.

Después de casi medio año de encendidos debates, la Comisión de Puntos Constitucionales de la Cámara de Diputados determinó desechar la propuesta del presidente Enrique Peña Nieto, que permitiría los matrimonios igualitarios y contemplaba la adopción para este sector de la población.

Entre los legisladores que estuvieron a favor fue el priísta Benjamín Medrano y en su reflexión dijo que lo hizo “a favor de mi dignidad como ser humano, como homosexual y como diputado federal, porque hoy tengo la posibilidad de hacer lo que no hice como presidente municipal (de Zacatecas), que no estuvo en mis manos, la comunidad gay lésbico me reclamó en alguna ocasión porqué no había hecho nada”.

A su vez, la priísta y ex gobernadora de Yucatán, Ivonne Ortega, precisó que “es verdad que el derecho de los mexicanos de unirse ante la ley con independencia de sus ideologías y preferencias sexuales está sustentado en la igualdad protegida por la Constitución, pero también es cierto que para ejercer ese derecho es necesario recorrer un camino tortuoso y en muchos casos ampararse. Tienen que superar obstáculos que lo conviertan, para efectos prácticos, en un derecho vedado”.

En cambio, José Hernán Cortés, del PAN, que votó en contra del dictamen, estableció que existe un andamiaje jurídico que debe respetarse y aún cuando la Suprema Corte emite sus interpretaciones, también la Cámara de Diputados debe expresar sus opiniones sobre el tema.

El perredista Guadalupe Acosta Naranjo dejó en claro que debido al cálculo político-electoral se dio marcha atrás a una iniciativa que podría denominarse progresista, “una reforma de la que deberíamos sentirnos orgullosos porque los derechos de las minorías no se ponen a votación, se amplían y reconocen, y es el Congreso el que debería tutelarlos”.

Una vez que se conoció el resultado legislativo, el Frente Nacional por la Familia, que desde un principio se opuso al matrimonio igualitario y a la adopción por parejas del mismo sexo, emitió un comunicado en el que felicitó a los diputados que rechazaron la iniciativa, ya que “hicieron eco del sentir de la mayoría del pueblo mexicano”, al mismo tiempo hizo un llamado a los senadores para que aprueben la iniciativa ciudadana, que se entregó desde febrero, para que se establezca el matrimonio como la unión entre un hombre y una mujer, así como salvaguardar el derecho de los padres a decidir el tipo de educación que quieren para sus hijos.

En sentido contrario, el vocero del Frente Orgullo Nacional MX, Cristian Galarza, calificó el acuerdo legislativo de “retroceso” en materia de derechos humanos y de igualdad, por lo que “esto está empezando y vamos con más fuerza ahora, necesitamos ser actores y decidir en este tipo de debates para que la comunidad LGBTTTI obtenga más derechos”.

CAYÓ EL PRIMERO

De los dos ex gobernadores con órdenes de aprehensión, ya se encuentra tras las rejas el primero, el panista Guillermo Padrés Elías, sólo falta localizar al priísta Javier Duarte de Ochoa, de Veracruz, del que la Procuraduría General de la República asegura que está tras sus pasos.

Como si fuera una ironía del destino, mientras que la aspirante a la candidatura presidencial Margarita Zavala exige “piso parejo” al líder nacional del PAN, Ricardo Anaya, Padrés era internado en el Reclusorio Preventivo Varonil Oriente, de la ciudad de México. Él, que en 2014, último año como gobernador de Sonora, pugnó por esa posibilidad, hoy se encuentra en una situación diametralmente opuesta.

Guillermo Padrés no fue capturado por las fuerzas del orden, sino que se presentó ante un juez para responder a una orden de aprehensión y de inmediato fue enviado a la penitenciaría, en donde se encuentra a la espera de conocer la resolución del proceso que le sigue por los delitos de operación con recursos de procedencia ilícita y defraudación fiscal equiparada.

Al mismo juzgado acudió Guillermo Padrés Dagnino para acompañar a su padre, sin embargo al salir de la diligencia también fue detenido por su probable participación en los delitos que se le imputan al ex gobernador y fue trasladado al Centro Federal de Rehabilitación Social de El Altiplano, en el Estado de México.

El titular de la Unidad Especializada de Análisis Financiero de la PGR, Crisógono de Jesús Díaz Cervantes, dio a conocer que el monto de cuentas detectadas en el extranjero ascienden a 8.8 millones de dólares (134 millones de pesos al tipo de cambio vigente al inicio de la investigación), recursos que no fueron declarados ante la autoridad fiscal.

La PGR también detectó que de 2009 a 2014 en el gobierno de Sonora se realizaron licitaciones para la adquisición de uniformes escolares y se otorgaron a empresas vinculadas con Padrés Elías 206 millones de pesos, dinero que fue transferido a una cuenta cuyos titulares eran un servidor público y un familiar del ex mandatario. De igual manera 178 millones de pesos fueron transferidos a cuentas de familiares de Padrés Elías, entre ellas a su hijo Guillermo Padrés Dagnino, son entre otros los asuntos que vinculan al ex titular del Ejecutivo sonorense.