Hoy en el Seminario Diocesano, dio inicio el nuevo ciclo escolar 2016-2017, con 170 alumnos, 51 en Teología, 42 en Filosofía, 20 en el Curso Introductorio y 36 en el Seminario Menor (bachillerato). Considerando el mantenimiento, la nómina, la comida, etc., cada alumno le cuesta a la institución seis mil pesos mensuales, sin embargo con el apoyo de benefactores constantes y la realización de colectas, cada alumno paga mil pesos mensuales, y si la familia no tiene para cubrir esa aportación simbólica, el alumno puede obtener una beca. La misa en la Capilla del propio seminario, la ofició el obispo José María de la Torre Martín. (Información extendida en la edición del 17 de agosto)