Ingresa a la grey católica

Las aguas del río Jordán han sido vertidas sobre el pequeñito Juan Antonio de Jesús Jáuregui Ávila, con la cual lo ha transformado en verdadero hijo de Dios.
El templo de Nuestra Señora del Rosario enmarcó el primero de los sacramentos que recibió el bebé en la pila bautismal, acompañado por sus papás José Alfredo Jáuregui Díaz y María de Jesús Ávila Sánchez.
Así mismo, acudieron para apadrinarlo Marco Antonio García Robles y Antonia Jáuregui Díaz, con quien adquirieron el firme compromiso de formar parte importante en la conformación de un buen cristiano.
El fraile dominico que presidió su ritual, les ofreció un bello mensaje previo a bendecir el agua, en el que resaltó lo importante que es inculcar en el pequeño las virtudes y las buenas acciones para que acreciente su fe, con el paso de los años y esa tarea, les dijo, les corresponde principalmente a sus papás y padrinos.
Les explicó a detalle el significado de cada parte que conforma el primer sacramento de la Santa Madre Iglesia, para que conozcan lo primordial que resulta este misterio de iniciación.
Finalmente, el niño fue introducido en el agua consagrada, con la cual se le dio la bienvenida a la comunidad católica.
Como festejo, la familia ofreció una convivencia en el jardín El Laurel, lugar al que acudieron sus allegados para manifestar sus felicitaciones a la familia Jáuregui Ávila.